| 09 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Escuela de Navidad I Ayuntamiento de Picassent.
Escuela de Navidad I Ayuntamiento de Picassent.

Polémica en Picassent por las escasas plazas de la Escuela de Navidad

El Ayuntamiento que dirige la socialista Conxa García sólo ofertó cien plazas para el municipio de más de 20.000 habitantes que, agotándose en un día, ha causado malestar general

| Sonia García Municipios

Indignación entre los padres de la localidad de Picassent por la falta de gestión del gobierno socialista que deja a cientos de niños fuera de la Escuela de Navidad. Este año, la Escuela se ha promocionado a bombo y platillo, poniendo énfasis en nuevos servicios como el de comedor o vespertina. Pero el Ayuntamiento que dirige la socialista Conxa García sólo ha ofertado 100 plazas para un municipio de más de 20.7000 habitantes. Una convocatoria reducida que se ha cerrado en cuestión de horas; las 100 plazas se han agotado el primer día de su anuncio, lo que ha generado un gran malestar entre las familias.

Con la llegada de las vacaciones escolares, estas actividades son de una importancia vital para muchas familias que no pueden conciliar de otra forma. Son muchos los padres que han manifestado su malestar al consistorio."Tenía cita a las 17 horas y mi hijo está en lista de espera. Esto no me ha pasado en ninguna otra escoleta. Me veo llevando a mi hijo al trabajo todos los días", lamenta una de las afectadas. "Vergüenza tenía que darles" ha impugnado un padre a través de las redes sociales.

Dada la gran demanda de matriculación de las familias para la Escuela de Navidad de la Concejalía de Bienestar Social, el Ayuntamiento se ha reunido con la empresa adjudicataria, para aumentar el número de plazas. 

La rectificación del consistorio viene dada después de haber recibido un aluvión de críticas, pero todavía persiste la incertidumbre al no darse a conocer el número de plazas vacantes en esta segunda convocatoria y los padres temen que sus hijos queden fuera del programa, con los problemas de conciliación que eso conlleva.