| 19 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Huelga de hambre porque el Ayuntamiento de Xàtiva no le deja abrir su bar

Marcos Mariano afirma que, tras haber realizado todas las obras y la documentación pertinente para la apertura de su local, un técnico del consistorio siempre le pone una pega de última hora

| Sergi Tarazona Municipios

Todos sabemos las dificultades que conlleva abrir un negocio, hacernos autónomos, realizar obras, pedir permisos, iniciar trámite burocráticos…pero en el caso de Marcos Mariano, un hostelero de origen canario, y su local  Saitymercat, parece que nunca es suficiente. Tras más de tres meses de trámites este hombre todavía no ha podido abrir las puertas de su negocio por qué según él desde el ayuntamiento siempre se le exige algo más cada vez que presenta los requisitos exigidos. Ante esta situación, Marcos ha decidido ponerse en huelga de hambre frente a su negocio. Desde el ayuntamiento afirman que no se le ha pedido o exigido nada de lo normal, simplemente que el local cumpla con la normativa.

Más de 30.000 euros invertidos tras, en el mes de enero, mantener una primera reunión en el Ayuntamiento para, que con las exigencias del consistorio y las reformas realizadas, el local estuviera abierto en Marzo. “Tras la reunión del 21 de enero en el Ayuntamiento, el técnico municipal me pidió que arreglara la electricidad e inifugara el local. Así lo hice. Después se me pidió un proyecto, les presente el proyecto. En este proyecto según él no constaba un protocolo anti-bombas, anti-terrorista…he solucionado todos y cada uno de los fallos que ha solicitado y siempre acaba saliendo otro. Estoy cansado”, afirmaba el propietario del local. Marcos llega a afirmar que le llego a pedir contar todos y cada uno de los enchufes e interruptores del local, cuántos vatios tenía cada bombilla, si los peldaños de la escalera estaban inifugados… “Hay 8 o 9 ordenes de entrada presentadas en el Ayuntamiento”, sentencia el propietario del local.

“En una llamada de teléfono este técnico me ha dicho que los gastos que yo haya podido hacer en el bar no son problema suyo que es problema mío”, declaraba Marcos Mariano. Lo cierto es que, a pesar de haber realizado todas estás inversiones, el propietario del local todavía no ha podido abrir por lo que no ha podido generar ningún ingreso que pueda compensar tanto gasto. “Ante esta situación he decidido ponerme en huelga de hambre hasta que haya una solución. Sé que esto va a hacer que el Ayuntamiento me ponga más trabas, pero no me voy a ir de aquí hasta que me den una solución” concluía Marcos Mariano.