| 17 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Imagen de archivo I Concentración de vecinos de Tavernes contra el cierre del pozo.
Imagen de archivo I Concentración de vecinos de Tavernes contra el cierre del pozo.

La alcaldesa de Tavernes gasta 10 mil € para recurrir la demanda de los vecinos

Los vecinos demandaron a la socialista M.ª Carmen Marco al reclamarles 13.000 euros por el consumo de agua de un pozo de su propiedad.

| Sonia García Municipios

En 2019 la alcaldesa de Tavernes Blanques, la socialista M.ª Carmen Marco, decidió instalar un contador de agua en el pozo propiedad de los vecinos del barrio de La Virgen y del que se abastecen. Posteriormente, en 2021, le reclamó a los vecinos 13.500 euros por este consumo. Es por esto por lo que los vecinos interpusieron una demanda de nulidad, pero pese a contar con una sentencia firme a su favor, el Ayuntamiento sigue cobrando por este suministro. 

Ahora el Ayuntamiento de Tavernes se ha gastado casi 10.000 euros en contratar un bufete de abogados para presentar un recurso contra la demanda interpuesta por lo vecinos. "Un gasto vergonzoso e indecente ya que el consistorio tiene un acuerdo con la Diputación para la asistencia jurídica. También es inadmisible que el pozo siga teniendo un contador cuando hay una sentencia en firme desde abril de este año”, ha añadido la concejal de VOX en Tavernes Blanques, Laura Carrasco.

"Los ciudadanos de Tavernes Blanques van a tener que pagar una barbaridad de dinero por culpa de la conexión forzada e ilegal del pozo de los vecinos de la barriada de los Desamparados a la red municipal", ha lamentado Carrasco y ha detallado que "se han gastado 2.057,91 euros en la instalación del contador, 13.500 del consumo de agua hasta diciembre de 2021 y ahora los 9.680 euros del bufete de abogados, y falta contar el gasto de agua desde diciembre de 2021 hasta la desconexión del contador".

"Estos casi 30.000 euros se podrían haber destinado a otras necesidades del municipio, como la limpieza y la seguridad, si tan solo se hubiese actuado con prudencia y se hubiesen esperado a la sentencia en firme", ha concluido la concejal.