| 20 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El alcalde de Meliana, Josep A Riera, de Compromís, y el portavoz del PP, Pedro Cuesta
El alcalde de Meliana, Josep A Riera, de Compromís, y el portavoz del PP, Pedro Cuesta

Meliana aprueba el cobro de la plusvalía a los vecinos con la oposición del PP

El portavoz popular, Pedro Cuesta, señala que “es un impuesto injusto, no se debe hacer pagar dos veces a los vecinos por algo que ya es suyo” y se compromete a eliminarlo si gobierna el PP

| E. M. Municipios

En el pleno de Meliana del día 29 de diciembre, justo dos días antes de finalizar el año, el equipo de gobierno formado por Compromís, PSOE y Podemos llevaron para su aprobación una modificación en la forma, que no en el fondo, en la que cobrar la plusvalía a los vecinos.

Según explicó el alcalde en el Pleno, después de la eliminación de las plusvalías o mejor dicho, de la forma en que se calculaban, por sentencia judicial, había que encontrar la forma en que este impuesto del Ayuntamiento volviera a poder aplicarse.

El gobierno de España “en su afán recaudatorio”, según el portavoz del PP de Meliana, Pedro Cuesta, “legisló en tiempo récord una nueva ley para permitir que los ayuntamientos pudieran seguir cobrando a los vecinos con un impuesto injusto”.

Justamente en esto es en lo que se basa el portavoz del PP de Meliana para justificar el voto negativo en este punto llevado a pleno, en que es un “impuesto Injusto” en muchos casos. “No se debe hacer pagar dos veces a los vecinos por algo que ya es suyo en caso de Herencia, por ejemplo. Este impuesto es a todas luces injusto y con un gran afán recaudatorio, por ello el PP llevaba en su anterior programa electoral la eliminación de las plusvalías ya que es un impuesto para los ayuntamientos a costa de la ciudadanía”.

Cuesta explica que la Plusvalía es un impuesto local, es decir, que está en la voluntad de los Ayuntamientos la aplicación o no del impuesto a los vecinos. Por otra parte, se trata de un impuesto “real” o lo que es lo mismo, no atiende a las circunstancias personales de los contribuyentes, sino que se aplica de forma generalizada un porcentaje sobre el valor de la última transmisión del inmueble (ya sea herencia, donación o compraventa) y el valor de la transmisión actual, en un periodo máximo de 20 años. La liquidación del Impuesto de plusvalía se realiza esencialmente sobre un elemento: el valor catastral que en nuestro municipio se encuentra en algunas zonas sobrevalorado.

Pedro Cuesta continúa manifestando que “en algunas ocasiones este impuesto se debería de legislar para que se siguiera cobrando en según qué casos. Puede ser necesario para municipios donde la compra-venta de inmuebles o terrenos, es constante y continua como por ejemplo en municipios turísticos, pero no en Meliana”.

El PP se compromete a eliminar totalmente o a reducir al máximo posible este impuesto de aplicación voluntaria por parte de los ayuntamientos, una vez llegue al gobierno y más cuando ahora mismo, las subvenciones que percibe el Ayuntamiento son constantes y continuas, mientras que lo que se dejaría de recaudar anualmente en Meliana, sería de unos 300.000 euros si eliminamos las plusvalías.