| 04 de Junio de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

¿Conoces la historia de los perros guía? Nosotros te la contamos

Los perros guía son una herramienta esencial para las personas con discapacidad visual. Pero, ¿alguna vez te has preguntado cómo comenzó su historia?

| E.V. Ocio

El 24 de abril de cada año se celebra el Día de los perros guía, unos animales excepcionales que han conseguido mejorar considerablemente la vida de las personas con discapacidad visual. Estamos acostumbrados a ellos, pero es evidente que hubo alguien que tuvo la idea de entrenarlos para ese fin, así que además de brindar un homenaje a estos perros, en EsdEstilo también queremos poner en valor a quien pensó en ellos para convertirlos en el quinto sentido de quienes no pueden ver.

¿Quién fue el primero?

La idea de entrenar perros para ayudar a las personas ciegas comenzó a finales del siglo XVIII en París. El filántropo francés Valentin Haüy se dio cuenta de que los perros podrían ser entrenados para ayudar a las personas con discapacidad visual y así mejorar su calidad de vida. Haüy comenzó entonces a educar en ese sentido a su propio perro y pronto comenzó hacer lo mismo con otros demostrando así que hay razas que por su envergadura, docilidad e inteligencia pueden aprender a ser los "ojos" de quienes no pueden ver

No obstante, fue después de la Primera Guerra Mundial cuando los perros guía se convirtieron en una herramienta ampliamente aceptada para ayudar a las personas ciegas. Los soldados que regresaban de la guerra con discapacidades visuales comenzaron a entrenar perros para que los ayudaran en su vida diaria.

¿Desde cuándo hay escuelas de entrenamiento?

Estos soldados formaron la primera escuela de entrenamiento de perros guía en Alemania en 1916.

La escuela de entrenamiento de perros guía más antigua que aún está en funcionamiento es la "The Seeing Eye", fundada en Estados Unidos en 1929 por Dorothy Harrison Eustis. Eustis escribió un artículo sobre el entrenamiento de perros guía en una revista alemana y atrajo la atención de Morris Frank, un hombre ciego que estaba buscando una forma de recuperar su independencia. Frank se acercó a Eustis y le pidió que lo ayudara a entrenar a su perro. Juntos, fundaron "The Seeing Eye" y comenzaron a entrenar perros guía para personas ciegas.

Desde entonces, la formación de esos perros se ha extendido por todo el mundo desarrollado técnicas avanzadas de entrenamiento consiguiendo que los perros guía sean una parte importante de la vida de muchas personas ciegas y mejorado significativamente su independencia y movilidad además de brindarles compañía y amistad.

En conclusión, la historia de los perros guía es una historia de la colaboración entre humanos y animales para superar las dificultades y mejorar la calidad de vida. Desde la idea inicial en París en el siglo XVIII hasta las escuelas de entrenamiento de perros guía actuales, la técnica de entrenamiento ha mejorado y avanzado significativamente consiguiendo resultados indiscutibles además de abrir un campo inmenso, ya que a partir de ahí, se empezaron a adiestrar perros para otras labores tan importantes como el rescate en catástrofes, la localización de drogas, la protección de mujeres maltratadas o, incluso,  la detección de enfermedades como el cáncer o la diabetes.