| 26 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
¿Carmena, como Iglesias, también está cansada?
¿Carmena, como Iglesias, también está cansada?

Maruja Torres mete a Carmena en un lío que acaba rebotando a Iglesias

Lo que le faltaba al líder de Podemos a menos de un mes de las elecciones generales... La gran esperanza blanca de los partidos emergentes ha reculado, pero el daño ya está hecho.

| ESdiario Ocio

Este martes no se hablaba de otra cosa en los mentideros políticos y en las redes sociales: Manuela Carmena, la gran esperanza blanca de las fuerzas emergentes, la mujer que dio un vuelco a las encuestas de las municipales y autonómicas y  llegó al poder contra todo pronóstico, el símbolo del "cambio" para los partidos que luchan contra el "bipartidismo" de cara a las generales, esa mujer no repetiría ni loca si lo volvieran a preguntar hoy.  Vamos, que no es "feliz" y si pudiera "rebobinar" no se presentaría a alcaldesa de Madrid.

Menudo mazazo para los intereses electorales de Podemos que este lunes se hicieran públicos algunos pasajes del nuevo libro que presenta la periodista Maruja Torres sobre Carmena y algunas de las conversaciones más privadas entre ambas. Concretamente esa que dice que se arrepiente de haber aceptado el ofrecimiento que en su día le hizo Pablo Iglesias para encabezar la candidatura de Ahora Madrid: "Me desborda".

Los políticos podemitas ¿desbordados?

Lo que le faltaba a Iglesias que hace algunas semanas provocó la polémica y el desencanto con esas declaraciones en las que se mostraba cansado y apático antes incluso de llegar a las urnas el 20 de diciembre. Su "cansancio", de hecho, hizo correr ríos de tinta en los análisis y columnas de opinión sobre la cintura de un político que prometía mucho y se agotó pronto y obligó al líder de Podemos a cambiar radicalmente de estrategia. ¿Están desbordados los políticos podemitas apenas un año después de asegurar que iban a "asaltar el cielo"?

Con este panorama y a menos de un mes de las elecciones generales también Carmena se ha visto obligada a salir a la palestra para "matizar". A golpe de Twitter, la alcaldesa de Madrid explica que las "reflexiones" en las que confiesa no ser feliz están hechas "el pasado verano, en el momento en que mis vacaciones familiares fueron sometidas a escrutinio público".

Según Carmena "no soy una política profesional y no me gusta el clima de confrontación artificial que vivimos en la política. Acepté participar en el proyecto ciudadano que me convenció como oportunidad real para mejorar esta ciudad y tomé la decisión sabiendo lo que podía perder".

Añade la alcaldesa que "por supuesto que a veces echo de menos el paraíso de mi jubilación, y que algunos momentos han sido duros, pero el balance es positivo: estoy muy contenta y satisfecha con el trabajo que estamos haciendo en el Ayuntamiento de Madrid y sé que vamos a hacer mucho más y mejor en los próximos tres años y medio".

Mucho más agresiva ha sido la respuesta de la propia Maruja Torres para intentar deshacer el entuerto que tan poco beneficia a los aledaños de Podemos en plena precampaña. La periodista arremetió este martes desde su Twitter contra los "gacetilleros" que, a su juicio, no se han leído el libro para matizar que "la alcaldesa confiesa que está abrumada en un momento de desánimo de regreso de su tan calumniada semana de vacaciones y que añade que lo único que le compensa es trabajar para Madrid y su gente y eso está en todo el libro. Mucho ojito".