| 05 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

San Isidro 22ª. Puertas Grandes, puertas chicas

Confirmó Guillermo Pérez de Mendoza su alternativa en la 2ª de rejones y salió por la Puerta Grande, en realidad puerta chica con tres orejas de regalo, acompañado de Lea Vicens, con dos.

| Miguel Angel Moncholi Ocio

La vigésimo segunda se convirtió en una tropelía por cuanto el palco actuó como colaborador necesario de dos Puertas Grandes injustificadas por los méritos obtenidos en el ruedo.

La voluntad de Guillermo Hermoso de Mendoza y las ganas indiscutibles, como ya es habitual, de Lea Vicens no fueron suficientes para cortar el primero tres orejas, y la segunda, dos.

El palco está para poner orden y hacer cumplir el reglamento. Para administrar con sus decisiones los excesos de unos y de otro. Los de Guillermo clavando los pares a dos manos después de oir el cambio de tercio, y ni caso. O de despachar dejando un entero perpendicular no contemplado en el Reglamento. Los de Lea tras ahondar el definitivo, -rejón de muerte-, desde su cabalgadura.

Las Ventas, convertida en plaza de pueblo

Todas ellas acciones antirreglamentarias, que fueron consentidas, no valoradas y obviadas por el presidente que debía saber que tanto a pie, como a caballo, el reglamento debe cumplirse. Y que si a sabiendas no lo hace, podría convertirse en un delito que podría ser denunciado por los pocos aficionados allí presentes, pese al lleno de los tendidos.

Aficionados, los pocos que había insisto a tenor de las vergonzosas peticiones de oreja, se miraban perplejos ante lo que era un desatino presidencial, aprobando una corrida impresentable para Madrid, por chica salvo el cuarto, permitiendo la falta de respeto a los alguaciles que trataban de poner orden en las ruedas de peones pueblerinas, tolerando que se pusieran banderillas tras el cambio de tercio y concediendo orejas pedidas minoritariamente a golpe de pitidos, algunos de los cuales procedían por lo bajini de los mismos subalternos y mozos de espada de los actuantes.

La corrida de Carmen Lorenzo y Capea, -tanto monta, monta tanto-,  dio opciones para que se saliera a ley por la Puerta Grande. Y no como se hizo, por la puerta chica.

Confirmó la alternativa Guillermo Hermoso de Mendoza, apellido respetable en el rejoneo por lo que ha representado su padre para la historia reciente del toreo a caballo. Su padre, Pablo Hermoso de Mendoza, no pudo hacer el paseíllo comprometido en los carteles por haberse lesionado a unas horas antes del festejo.

Ceremonia de la confirmación en la que Lea Vicens no respetó la tradición de la entrega del rejón por detrás. La tradición es consustancial a la Fiesta de los Toros. Y de quienes practican su liturgia, el respetarla. Personalmente me gusta más el estrechón de manos, que no los besos y abrazos en un momento tan serio de la liturgia taurina.

Toro de confirmación deslucida

Toro de confirmación, noble que repetía y se dejaba, al que tras parar bien, le siguió una faena por debajo de las expectativas que se tenían del joven rejoneador. Aseado y voluntarioso sin más, el mal uso del definitivo empeoró aún más su resultado artítico ante un toro claro de oreja.

El toricantano sorteó un tercer toro complicado de salida, que exigió más oficio. Las suertes de apoyos y cambios a dos pistas, bohorquinas y galope a dos pistas se vieron empañadas por las ejecuciones al clavar, despegado, al cuarteo, batidas muy marcadas que provocaban el desplazamiento del toro y expresadas al clavar en la distancia, pese a lo cual, se le concedió un trofeo, claramente excesivo y en absoluto acorde a los méritos realizados.

Dos orejas excesivas para una faena por debajo del toro

En el quinto se cometería por el usía un desatino mayor. Con batidas exageradas que de nuevo desplazaban al buen murube que tenía delante, al pitón contrario que provocaban clavar a distancia y un entero perpendicular, se le otorgaron dos orejas que de haber sido en una corrida de a pie los aficionados hubieran quemado la plaza.

No, no es una idea, ni mucho una propuesta que esté dando, sino un análisis de la poca seriedad con la que los presidentes en Madrid aplican el reglamento taurino cuando ocupan la titularidad en las corridas de rejones. Y concretamente en la tarde de ayer al sumar Guillermo Pérez de Mendoza tres orejas, cuando no estuvo afortunado en las suertes, las ejecuciones y los remates con el definitivo.

Se echó en falta la ausencia de Diego Ventura

Esperemos que Guillermo madure aún más para poder exigirle como corresponde. A la vista de lo visto, se entiende el miedo de incluir a Diego Ventura, actual número uno del escalafón, en sustitución de Pablo Hermoso de Mendoza. Un Diego Ventura marginado en unos carteles de San Isidro en los que tenía que haber estado, sin saberse aún los verdaderos motivos de su ausencia.

Que la madrina de la confirmación, Lea Vicens, es una gran profesional es algo indiscutible. Pero que su concepto del rejoneo deja bastante que desear, también. Si poco pudo hacer por manso y poco colaborador con el segundo de la tarde, sí es exigible que hubiera aprovechado mejor al cuarto del festejo.

Paró bien con Guitarra al zambombo de El Capea de 623 kilos. Puso dos de castigo con buen criterio al que a la postre fue el mejor de la tarde por su galope sostenido, propio del encaste murube. Se recreó la francesa con Diluvio y con Aladdin, con el que gustó al ponerse al toro en suerte ella misma, pero sus clavadas despegada, pasadas en falso y la presencia del auxiliador en la suerte suprema desmereció las ganas demostradas.

El palco concedió una oreja sin peticion mayoritaria por el método tradicional, -es decir, de cada dos asistentes, uno con el pañuelo, lo que casi nunca se cumple es cierto-, pero menos aún si hubiera aplicado el criterio de que está prohibido ahondar el rejón de muerte. Oreja de saldo que dice muy poco de la seriedad de Madrid... ¡Y siempre es así en rejones!

 

La segunda oreja le llegaría en el sexto, un toro distraido y suelto de salida, pero manejable al que Lea Vicens hizo una faena entonada con más ganas que acierto. Acierto que sí tuvo la francesa al dejar el definitivo.

Madrid y el palco de Las Ventas deben exigir más

En resumen, tarde de rejones con dos Puertas Grandes por las ganas, que no por los méritos realizados para abrirlas. Madrid debe exigir más, mucho más. Y de testigo, el sobresaliente Sergio Domínguez, que sólo se asomó en el momento de la confirmación.

¡Qué acierto hubiera sido haber llamado a Diego Ventura y haber cumplido la palabra dada por parte del empresario Rafael García Garrido! Oportunidad perdida con la que hubiera habido competencia y se hubiera creado un espectáculo que el público hubiera agradecido.

Reseña:

San Isidro, 22ª de feria.

Toros, 4 de Carmen Lorenzo y 2 de El Capea (2º y 6º), desiguales de presentación y juego. Segundo, cuarto y quinto, palmas en el arrastre. Sexto, ovacionado.

Lea Vicens: Silencio, Oreja y Oreja.

Guillermo Hermoso de Mendoza: Silencio, Oreja y Dos Orejas.

 

Noticias

Domingo 29 de mayo de 2022. Plaza de toros de Aranjuez (Madrid) Reseña de Alberto Bautista (Portal Taurino) Más de tres cuartos de plaza en tarde primaveral y de agradable temperatura. Festividad de San Fernando - Homenaje a Pedro Trapote. Corrida de toros de La Quinta - nobles, bondadosos con repetición y humilladores. Los mejores quinto y sexto - (sin opciones el primero, noble y repetidor el segundo, a menos el tercero, con movilidad el cuarto, con fondo y encastado el quinto y humillador y repetidor el sexto)

Morante de la Puebla de tabaco y plata (silencio y ovación con saludos tras dos avisos), 

Alejandro Talavante de obispo y oro (silencio tras aviso y dos orejas) y 

Daniel Luque de coral y oro (silencio y dos orejas).

Vendaval”, número 54, cárdeno de capa con 546 kgs, nacido en octubre 2017 y lidiado en quinto lugar fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

Al finalizar el paseíllo, se guardó un minuto de silencio en memoria de Pedro Trapote Mateo fallecido el pasado año a la edad de 54 años. 

 

Cartel de hoy:

Toros de Samuel Flores para Fernando Robleño, Morenito de Aranda y Damián Castaño que confirma su alternativa.