| 31 de Mayo de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

San Isidro 13ª. Román corta una oreja a ley y Espada se la ganó a pulso

Se mantiene el listón alto de este San Isidro, con Román que cortó una oreja del quinto y Espada que se la ganó en el tercero y resultó herido en el sexto.

| Miguel Angel Moncholi Ocio

Era la primera vez que iba a los toros y los disfrutó como todos los que asistieron a la decimotercera de San Isidro. La corrida podía ser de petardo, o de entretenimiento. La clave estaba en cómo salieran los toros de Luis Algarra. Podían ser flojos y deslucidos o manejables y con posibilidades, como así fueron. Los dos remendones de Montalvo, lidiados en cuarto y quinto lugar, no defraudaron a los más sabios de los tendidos venteños. Y como se esperaba, dieron juego desigual.

Román dos faenas de distinto calado y una oreja a ley

Quien no defraudó, quien es una apuesta segura fue Román. El valenciano recibió ovación con saludos por su voluntad ante el justo de fuerzas de Algarra, que hizo segundo. Manejando la muleta con la diestra, el secreto estuvo en dar la distancia oportuna, para así aprovechar la inercia en los siguientes embroques de repetición. Airoso al natural y templado por ese pitón, interpretados de frente como colofón a la faena, se despidió de una entera con la que dejó patente su tarjeta de visita.

Román en un largo derechazo al quinto de Montalvo.

Con el quinto de Montalvo, Román dijo aquí estoy yo. Y si en el anterior pudieron ver los paisanos al valenciano, en el quinto pudieron disfrutarlo. Se trataba de un toro complicado que le avisó desde los inicios con varias coladas por el derecho.

Dándole distancia, citando de largo, aguantó Román la embestida y más tarde sus envites. Se la jugó el valenciano por ese pitón, entendiendo que era el menos malo, a base de toques firmes y mandones. Y así, lo fue metiendo en el canasto, a fuerza de tragar y mucho valor.

Con unas manoletinas ceñidas de mucho mérito y una certera entera en todo lo alto, provocó que ella, y la mayoría del resto de los presentes, le pidieran una oreja, que el palco acertó al conceder.

Espada pagó con una cornada su evolución y madurez

Me queda la impresión de que Francisco José Espada ha madurado en este año transcurrido. Me sorprendió en los ayudados por alto, el cambiado y el largo pase de pecho con el que inició su obra al tercero del festejo. Un buen toro, al que había que darle distancia, perderle pasos para provocar la embestida con la diestra y en los obligados de pecho.

Faena con mucha cabeza, que remataría con bernardinas muy ceñidas y una entera, de por sí de oreja. Se pidió el trofeo, pero el palco no lo consideró de premio. Servidor sí se la hubiera otorgado, y no como regalo, sino por méritos propios.

Muletazo por bajo de Francisco José Espada.

En el sexto, Espada salió a jugarse el todo por el todo, con la ambición de quien quiere subir en el escalafón. Zorzaleño, el toro de Algarra, punteaba y protestaba, pero repetía, virtud que aprovechó el fuenlabreño en una faena que inició de rodillas. Aguanto con mucho mérito el parón del toro en mitad del muletazo, que miraba al torero y al toque, respondía con manejable embestida.

Siguieron tandas con la diestra, que Espada administraba dejando uno, dos segundos entre muletazo y muletazo. Tiempo suficiente para que el toro se rehiciera y tragara el siguiente. Le mostró Francisco José el engaño por el izquierdo, ligó por el derecho y el toro, avisado por ese pitón, se le coló lanzándolo a los aires y prendiéndole de manera certera.

Voltereta del torero de Fuenlabrada, que le supuso una cornada con dos trayectorias.

Repuesto del trance, le volvió a poner la muleta por el derecho, con valor, como si nada hubiera pasado, con mucho mérito. Lástima que fallara con los aceros y no pasaportara hasta la tercera. Espada ha madurado y se ganó el respeto con sus dos faenas.

"El Payo" no perdonó en quites

Por su parte, Octavio García "El Payo" estuvo aseado con un primero falto de transmisión y lo intentó con el cuarto de Montalvo, deslucido, con el que tratando de agradar, se pasó de faena. En su haber queda el no haber perdonado en quites, en los propios y en el del perdón, que realizó en el sexto del festejo.

Quite de Octavio Chacón "El Payo".

Y así fue la primera tarde de toros de cuya experiencia disfrutó la doctora María Luisa Llena García a quien nunca agradeceremos lo suficiente, como al resto de sus compañeros sanitarios, todo lo que hicieron aquellos años de pandemia, de Covid 19, de tantos terribles momentos, que ya se nos quedan muy lejos, y en su memoria no podemos olvidar. Gracias, muchas gracias. Va por usted, ¡torera!

 

Reseña:

12ª de San Isidro. Plaza de Las Ventas. Tres cuartos de plaza.

Toros de Luis Algarra, en general manejables, el sexto molesto. Y dos de Montalvo, el 4º deslucido y el 5º exigente.

Octavio García "El Payo". Silencio y silencio.

Román Collado "Román". Ovación con saludos y Oreja.

Francisco José Espada. Vuelta y Palmas

 

Parte de enfermería:

"Herida por asta de toro en cara interna tercio superior del muslo izquierdo, con dos trayectorias, ascendente de 15 cm. que alcanza pubis y otra hacia dentro de 15 cm. que bordea recto. Puntazo corrido en cara posterior de gemelo izquierdo y policontusiones en ambas piernas. Es intervenido bajo anestesia general en la enfermería de la Plaza de Toros. Trasladado a la Clínica Fraternidad Muprespa Habana.

Pronóstico: Grave.

Firmado: Dr. García Padrós / Dr. García Leirado 

 

Cuadrillas:

Destacaron en varas: Pedro Morales y David Prados. En la brega: José Antonio Aponte "Candelas" y José Luis Triviño. Y en banderillas: José Chacón, Pablo Simón, José Antonio Aponte "Candelas" y José Luis Triviño.

 

Vídeo:

 

Cartel de hoy:

14ª de San Isidro. Plaza de Las Ventas. 19:00 horas.

Toros de Puerto de San Lorenzo para José Mari Manzanares, Emilio de Justo y Roca Rey.

 

San Isidro cultural:

Exposición de pintura "Toros Eternos" del artista colombiano Pío Uribe Palacio en la sala Bienvenida de la Plaza de Las Ventas, del 22 al 28 de mayo.