21 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Alquiler de piscinas: ¡lo último para celebraciones y reuniones famiiares!

Disfrutar de una piscina privada con los tuyos en un día especial es una opción muy atractiva. ¿Te animas?

| Edel Uve Ocio

Con el buen tiempo llegan las comuniones, las despedidas de soltero, los cumpleaños y las reuniones con familiares y amigos al aire libre. Es el momento de disfrutar del sol y, ¿por qué no?, de un agradable chapuzón en buena compañía.

 

Para todos aquellos que no tengan una piscina a mano o simplemente la tengan, pero quieran compartirla en días concretos con los demás, ha nacido Swimmy, el portal que pone en contacto a propietarios y a personas que desean alquilar una piscina privada.

 

La fórmula lleva tiempo funcionando en países como Francia donde, lo mismo que ocurre en España, hay una gran cantidad de piscinas privadas muchas de las cuales no se utilizan o se utilizan poco, de ahí que la idea de poder alquilarlas para ocasiones especiales y sacarles un rendimiento, esté adquiriendo cada vez más fuerza entre los propietarios con un éxito espectacular.

Por lo que se refiere a quienes no disponen de una, la posibilidad de hacer uso libremente de una piscina con todas las garantías de privacidad y por un precio muy asequible, es una idea muy atractiva.

 

La prueba de que la fórmula tiene cada vez más adeptos es que, desde su nacimiento en el año 2017, Swimmy ha registrado más de 120.000 usuarios, y en estos momentos, la oferta que podemos encontrar en su página web es de más de 1.000 piscinas de todas las clases y para todos los gustos: desde las más lujosas y completas que ofrecen además pista de paddle, sauna y climatización, hasta las más sencillas para grupos muy reducidos. Cualquiera que desee pasar una jornada disfrutando del aire libre y de un refrescante chapuzón en estos meses de más calor va a encontrar la piscina que más se adecue a sus gustos y a su bolsillo.

 

Los precios oscilan entre los 10 y los 35 euros por persona, dependiendo de las características, y el dueño solo se limita a recibir a quienes alquilan pudiendo además delegar esta función en otra persona, dejando después a los arrendatarios que disfruten libremente

El sistema es muy sencillo: si quieres alquilar, lo único que tienes que hacer es entrar en la página web de Swimmy buscar la que más te convenga entre todas las ofertas, reservarla y ya está.

Si eres propietario y estás interesado en compartir tu piscina alquilándosela a alguien en una fecha determinada para que pueda disfrutarla libremente, sólo tendrás que entrar en esa misma página, registrarte ( es muy fácil y además gratuito), subir tu anuncio acompañado de alguna fotografía bonita y añadiendo, si es el caso, todos los extras que desees ofertar tales como tumbonas, vestuarios, porche, pista de tenis, etc. Después solo queda esperar las ofertas sin ningún tipo de compromiso ya que puedes aceptarlas o rechazarlas a tu gusto en función de las fechas o de cualquier otro criterio, por ejemplo el número de personas que la van a utilizar, tipo de evento o fechas.