| 29 de Junio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

San Isidro 17ª. Viento y mansos en tarde entretenida con Luque y Garrido

Pese al viento y la mansedumbre de los de Valdefresno, la decimoséptima de San Isidro resultó ser entretenida para el aficionado gracias al buen hacer de Daniel Luque y José Garrido.

| Miguel Angel Moncholi Ocio

Para muchos la decimoséptima de San Isidro fue aburrida. Y les entiendo. Ahora bien, pese a que los toros de Valdefresno fueran mansos, justos de casta y deslucidos, algunos incluso complicado, con la cara suelta y rebrincados, hubo detalles por parte de Luque y Garrido que permitieron entretenerse al aficionado.

Digo y repito entretenerse, no disfrutar, ni pasárselo chipén. Digo y repito que con lo realizado por Daniel Luque y José Garrido, por la actuación de algunos piqueros y algunos rehileteros. Lamentablemente no es el caso de Juanito, quien no justificó su presencia en el cartel.

El portugués Juanito no estuvo afortunado con los aceros (Foto: Plaza 1)

Juanito vino a confirmar su alternativa. Hace 26 años que no lo hacía un torero portugués. Probablemente la intención de la empresa fuera buena. Personalmente comparto que si afirmamos que ésta es la Fiesta internacional por excelencia, que San Isidro es el mundial del toreo, es obligado dar cabida en sus carteles a los mejores diestros de todo el mundo.

Pero Juanito no estába para la ocasión. Siento pensarlo así. La Plaza de Las Ventas, y mucho más durante su gran feria de San Isidro solo debe dar cabida a los mejores. Y Juanito aún no estaba preparado, porque si bien resolvió la papeleta con dignidad, bien es cierto que por debajo de las posibilidades de sus dos toros, el compromiso le quedó muy grande.

Juanito no estaba para San Isidro

Con el primero de su confirmación, no se enteró de sus bondades hasta ya casi terminada la faena. El toro iba si se le ponía la muleta y el diestro se colocaba en el sitio, lo que no ocurrió hasta prácticamente la última tanda, casi al final. Y con el sexto hubo falta de decisión, de firmeza y de disposición. Ya no digamos con los aceros, cuyo mal manejo le hizo escuchar dos avisos y a punto del tercero, tras casi una decena de golpes de verduguillo.

Derechazo de Daniel Luque (Foto: Plaza 1)

Precisamente uno de los detalles de la tarde fue la atención que le dispensó Daniel Luque cuando el portugués fallaba reiteradamente con el descabello. Un Daniel Luque que aguantó  las dificultades del viento y lo intentó con buena voluntad en el segundo. Actitud reconocida con el silencio del público. Silencio respetuoso que corrobora su acertado paso por la feria.

El cuarto fue un manso que derribó cual engañabobos y en la muleta se quería ir por su mansedumbre, protestando en cada embestida. Cambió a mejor el de Valdefresno gracias a la disposición del torero de Gerena que fue haciéndole poco a poco a base de sobarlo y aguante en diferentes terrenos. Faena inteligente y variada en la que no faltaron los cambios de mano y las luquesinas propias de la casa. La estocada le permitió saludar una ovación como reconocimiento al deber cumplido.

Vuelta por méritos propios

La única vuelta de la tarde la dio José Garrido en el tercero, un toro que se iba derecho al caballo, propio de engañabobos si a continuación en baderillas confirmaba su mansedumbre al salir suelto y desparramar la vista, oriéntarse y poner en peligro, como así hizo con José Luis Moreno con los palos.

Entonado y muy dispuest José Garrido toda la tarde (Foto: Plaza 1)

En el tercio de muleta, Garrido aprovechó la querencia hacia tablas del bien presentado toro de Valdefresno, como sus hermanos por cierto. Tras cambiar de terreno en varias ocasiones a causa del viento, el extremeño fue construyendo una faena basada en la mano diestra, en la que no faltaron los de trinchera, remates lucidos y una buena tanda de naturales, como complemento. Por todo ello, tras dejar una buena entera y recibir un arreón del manso, dio la vuelta al ruedo tras petición.

El quinto fue otro manso, con la cara suelta, que pese a ser rebrincado, no transmitía. José Garrido lo probó en varios terrenos hasta robarle una con la diestra en el cinco que levantó los oles del tendido.

Por todo lo cual la decimoséptima fue una tarde de detalles, de lidia, de voluntades que, pese al viento y los mansedumbre de los valdefresno, ofreció momentos interesantes para el entretenimiento.

Reseña:

Toros de Valdefresno: manso y exigente sin transmisión, primero y cuarto; manso y con dificultades, segundo, cuarto y quinto; deslucido, el sexto.

Daniel Luque: Silencio y Ovación con Saludos.

José Garrido: Vuelta y Silencio.

Juanito: Silecio y Silencio tras dos Avisos

Cuadrillas:

En la decimoséptima de San isidro, destacaron en varas: Oscar Bernal; en la brega: Juan Contreras y Raúl Caricol y en banderillas:  Juan Luis Moreno, José Chacón y Alberto Zayas.

 

Cartel de hoy:

San Isidro 18ª de feria.

Toros de Fuente Ymbro para Diego Urdiales, Roca Rey y Ginés Marín, quien retorna después de una grave cornada el pasado 15 de mayo.