| 15 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
5 consejos para quitar el papel pintado de manera sencilla
5 consejos para quitar el papel pintado de manera sencilla

5 consejos para quitar el papel pintado de manera sencilla

Esto es todo lo que debes saber para poder cambiar el papel pintado de tu casa de forma rápida, sencilla y muy económica

| Redacción Ocio

Descubre cómo puedes quitar el papel pintado de las paredes de tu casa fácilmente y sin esfuerzo. Descubre los mejores consejos y las ideas más prácticas para el hogar. 

Si la decoración de tu hogar es una asignatura pendiente, este verano puedes comprar papel pintado nuevo y retirar el viejo gracias a unos sencillos pasos. 

 

Redecorar tu hogar es más fácil de lo que crees. Por eso, aprovechar el verano para hacer todos los cambios que necesitas es una de las mejores ideas. Accesorios nuevos, muebles que aporten más espacio o un papel pintado que se amolde a tus gustos.

 

 

El papel pintado es una de las mejores opciones si buscas cambiar las estancias de tu hogar fácilmente. Para poder modificarlo, retirarlo y ponerlo adecuadamente, debes tener claras una serie de pasos que debes seguir.

Humedece la pared con agua templada

Para poder hacer la tarea más fácil, lo mejor es retirar los embellecedores y tapas de los enchufes. De esta forma podrás retirar el papel de todos y cada uno de los rincones para no dejar nada de él. Si el papel pintado lo tienes colocado en el techo, recuerda retirar las lámparas.

Recuerda que, para quitar el papel pintado, debes prestar especial atención a la unión entre las paredes y el techo, ya que se tratan de zonas delicadas en las que pueden quedar restos de papel pintado en las juntas.

Una de las claves más importantes a la hora de quitar papel pintado, es humedecer la pared para evitar dañar la superficie. Lo sprays que permiten quitar el papel o el uso de un trapo humedecido con agua permitirán retirar fácilmente el papel pintado.

Si aplicas una capa de spray quita papel, notarás cómo éste se ablanda, lo que te permitirá retirarlo con facilidad. Además, este proceso debe hacerse con sumo cuidado, para evitar estropear la pared interna.

 
 
 
View this post on Instagram

A post shared by Hovia (@hoviaofficial)

Cuánto más humedad tenga el papel de pared, más fácil será retirar el papel en trozos grandes. Para hacerlo de forma más eficiente, debes humedecer la pared de arriba a abajo.

Para retirar el papel pintado, ya humedecido, debes comenzar a retirarlo por la parte inferior de la pared, desde una esquina. Si lo decides retirar del techo, siempre empieza por la esquina de cualquiera de los laterales.

 

 

Retira el papel pintado con una vaporeta

También puedes retirar el papel pintado de la pared con una vaporeta. Es uno de los métodos más empleados y tardarás lo mismo que humedeciendo la pared. Con ayuda de una espátula, podrás realizar la tarea más fácilmente y sin dañar la superficie que se encuentra debajo del papel.

 
 
 
View this post on Instagram

A post shared by DEL ARCO HOGAR (@delarcohogar)

 

Recuerda que, si quedan trozos en el momento de retirarlo, es necesario seguir insistiendo con la vaporeta. Realiza los movimientos largos y despacio, para poder humedecer la superficie de forma más eficiente.

Pásala sutilmente y ve levantando el papel con la espátula. De esta forma, podrás sacar el papel sin necesidad de dar tirones.

Cuando termines de retirar el papel pintado de la pared, ya puedes limpiar minuciosamente la pared para evitar los restos de cola. Una vez limpia, sécala y deja pasar unos días antes de aplicar otro papel pintado o pintura.

 

 

Utiliza esponja y espátula para retirarlo suavemente

Las esponjas permiten retirar el papel pintado de forma más rápida porque ayudan a humedecer la superficie. De esta forma, emplear una espátula es de gran ayuda. 

 

Gracias a estos dos accesorios, podrás realizar la tarea de forma mucho más fácil y sin complicaciones.

Una vez tengas la pared en las mejores condiciones para poder empapelarla, debes tener a mano una serie de productos que te permitirán colocar el papel pintado de forma más sencilla. 

  • Emplea una cinta métrica, de esta forma podrás saber las dimensiones de la pared y que debes aplicar al papel.
  • Usa una regla y un cúter para poder cortar el papel de forma adecuada.
  • Emplea un lápiz o un marcador para tener claras las directrices, tanto en el papel como en la pared.
  • Usa una espátula de plástico resistente o un cepillo para poder alisar el papel una vez colocado en la pared. Eliminarás las burbujas.
  • Utiliza un pincel para poder esparcir y aplicar el pegamento de la forma más homogénea posible.

 

 

 

Repasa con suavizante la pared una vez retirado

Una vez termines de quitar el papel pintado, es el momento de repasar con suavizante la pared. Esto logrará alisar la superficie de forma que podrás pintarla pasados unos días. También puedes añadir otro papel pintado.

Cuando quitas el papel pintado de la pared, es posible que queden restos de papel, de cola o de adhesivo, algo que complicará mucho más la tarea en caso de que decidas pintarla.

 

Recuerda ayudarte con una espátula para retirar los restos y hacer la superficie lo más llana posible. También debes quitar los embellecedores para poder retirar todos y cada uno de los trozos de papel que se encuentran en la pared.

 

 

Imprime una mano de pintura

Una capa de pintura en la pared te permitirá devolverle su color homogéneo. Cuando quitas el papel pintado, posiblemente existan unas zonas más oscuras que otras o parte de la pintura sobre la que se fijaba el papel pintado se encuentre deteriorada.

Para poder mantener la superficie siempre en perfecto estado, ya sea con papel pintado o no, es necesario imprimir una mano de pintura.

Recuerda siempre pintarla tras varios días después de quitar el papel pintado que la cubría. De esta forma, te asegurarás de que la pared está lo suficientemente seca y libre de restos de papel pintado.

Estos son los consejos principales a la hora de quitar el papel pintado de la pared. Sin duda, una tarea de lo más fácil si los tienes en cuenta desde el principio. Es el momento de darle una nueva vida a las diferentes estancias de tu hogar.