| 25 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

La inaudita risa de Sánchez cuando lo presentan como líder republicano por error

El equipo del nuevo presidente “guerrillero” de Colombia, Gustavo Petro, ha presentado a Sánchez como presidente de la República y éste se ríe en lugar de corregirlo

| Mr. Meme Opinión

Después de la visita de Sánchez a Marruecos con una sonrisa mientras de fondo aparecía la bandera de España al revés y de que su discurso inicial en la cumbre de la OTAN de Madrid estuviese marcado por una mini bandera nacional en su mesa también colocada a la inversa, el presidente del Gobierno ha culminado otra “anécdota humillante” para todos los españoles. 

Y es que el socialista ha acudido esta semana a Colombia para “fortalecer los lazos entre España y Colombia” y felicitar al nuevo presidente del país, el guerrillero de extrema izquierda Gustavo Petro. Un acto en el que, antes de la comparecencia de ambos presidentes, una de las personas que forma parte del equipo del Gobierno nacional, presentó a Sánchez como “presidente de la República del Gobierno de España”. 

Un auténtico desprecio que podría ser un error, o no. Nadie del Gobierno de Colombia ha rectificado ni ha pedido disculpas. De hecho no se sabe si esa persona continúa en el cargo en estos momentos. Lo que sí se sabe es que durante esa presentación, justo cuando Sánchez estaba entrando en la sala, lejos de poner cara seria de circunstancia, entró de la peor forma posible: riendo. 

Es literal, el presidente del Gobierno de un Reino, apoyado por separatistas y por la extrema izquierda de Podemos que arde en deseos que convertir la nación en una República, se ríe de un “error” tan grave como el de confundir el país que gobiernas en otro. Puede que se ría porque, por dentro, es lo que desea. 

Podemos sacar una hipótesis de esta vergonzosa imagen: y es que si a Sánchez le encanta presidir el Gobierno de España aunque sea con el apoyo de los enemigos del país que quieren destruirlo, le gustaría aún más ser a la vez presidente de una República, con la jefatura del Estado en sus manos. Cuanto más poder, mejor. Y a cualquier precio. Es un buen resumen de las intenciones de Sánchez.