15 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Cartel promocional de la cuarta temporada de "Estoy Vivo".
Cartel promocional de la cuarta temporada de "Estoy Vivo".

"Estoy Vivo" se hunde en audiencias: otro fiasco de TVE y Daniel Écija

La ficción creada por el productor, inexplicablemente renovada por una cuarta temporada en la cadena pública, no levanta cabeza pese a su alto coste: unos 600.000 euros cada capítulo.

| Roberto Anguix Opinión

 

Que Televisión Española está en el peor momento de su historia no es ninguna novedad. Desde que Rosa María Mateo se hizo cargo del Ente público las audiencias han caído en picado, dejándole una paupérrima herencia a su nuevo gestor.

El pasado mes de abril, tanto La 1 como TVE (las cadenas que conforman el Grupo) registraron mínimo histórico de audiencia. Todo un logro para una televisión que acumula décadas de historia a sus espaldas.

La 1 lleva todo el año sufriendo para alcanzar el 9% de cuota… y ya está más cerca de La Sexta (que muchos días le supera) que de las dos grandes, Antena 3 y Telecinco. Y todo pese a la gran inversión en programación, un total malgasto del dinero público: un sinfín de series y programas que no terminan de funcionar en audiencias, pese a sus altos costes.

Una de esas costosas rémoras en audiencias es la serie Estoy vivo, del anteriormente célebre Daniel Écija (el ideólogo del famoso y polémico final de Los Serrano). La ficción está completamente hundida en audiencias. En el último mes, su dato más alto ha sido un 5,5%; es decir, casi 3 puntos por debajo de la maltrecha media de la cadena.

El agujero negro de los miércoles

El pasado 5 de mayo, la serie cayó por debajo del 5% con apenas 800.000 seguidores. Un agujero negro en la noche de los miércoles de La 1 que hunde a la cadena pública y que solo le sale a cuenta a su productor, Écija, quien ha vendido la actual temporada de la serie (con 13 capítulos) por la friolera de más de 7,5 millones de euros, según las cuentas de la Corporación. Es decir, cada capítulo ronda los 600.000 euros.

Una escena de la tercera temporada.

 

La serie, que está en su cuarta temporada, ya dio síntomas de agotamiento en su segunda temporada y se desmoronó en su tercera, en la que ya muchos capítulos bajaron del 9% de cuota. Sin embargo, TVE decidió renovar de manera incomprensible la serie encargando una temporada más de 13 episodios. Un negocio redondo para Écija y su productora, Good Moods.

Casualmente, no es el único negocio entre ambas partes. Y es que este año La 1 también estrenó La Noche D, un programa presentado por Dani Rovira que ni el actor pudo salvar. Era algo así como un batiburrillo de muchos famosos haciendo muchas cosas. Una especie de magazine nocturno en el que cada 20 minutos salía un famoso nuevo. La aventura se fue saldando entre el millón y el millón y poco de espectadores. Otro invento para olvidar.

 

Paradójicamente, mientras la serie de TVE se hunde, en Telecinco y Antena 3 vuelan alto el docu-reality de Rociíto y la serie turca Mujer, producciones televisivas que Écija ha menospreciado en alguna que otra entrevista. Consejos vendo, que para mí no tengo…

Claro que mientras TVE siga dejándose el dinero público en productos sin exigir a cambio resultados de audiencia, el negocio es redondo para productores como él.