| 04 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Una 'limosna' de más de 500 millones de euros: así recauda la Iglesia

En 2016 las diócesis recibieron 335 millones de donativos directos y 222 millones del IRPF, aunque está por ver si en 2017 se mantuvo ese apoyo por su tibieza con el independentismo catalán.

| M. Villa / EP Opinión

Las diócesis de la Iglesia en España recibieron en 2016 un total de 335,8 millones de euros de las aportaciones voluntarias de los fieles realizadas a través del cepillo o de suscripciones, lo que supone el 36 por ciento de sus recursos -un porcentaje que se mantiene con respecto a años anteriores-, frente a los 222,8 millones que recibieron de la asignación tributaria, que supuso el 24 por ciento del total de sus recursos.

Así se desprende de la Memoria Anual de Actividades de la Iglesia Católica en España 2016 que se ha presentado en la Conferencia Episcopal Española (CEE). Son los últimos datos económicos de la Iglesia española, así que está por ver si el apoyo declarado de muchas parroquias catalanas al proceso independentista durante el año pasado y comienzos de 2018 le habrá pasado factura.

 

Oficialmente, la Conferencia Episcopal se posicionó contra el independentismo, en una decisión de su plenario que, sin embargo, ni frenó la actitud de su rama catalana ni llegó a tiempo. Antes del referéndum del 1 de octubre, de hecho, la postura fue tibia, expresada en un comunicado de la Institución leído en persona por su propio presidente, monseñor Ricardo Blázquez, en el que no se condenaba el separatismo y se hacía un extraño llamamiento al diálogo: "En estos momentos graves la verdadera solución del conflicto pasa por el recurso al diálogo desde la verdad y la búsqueda del bien común de todos".

No fue hasta meses después cuando se adoptó una postura más firme. Pero para entonces muchos campanarios habían lucido esteladas e incluso desde el púlpito algunos párrocos habían mostrado su respaldo claro al proceso separatista. La respuesta de malestar de muchos fieles en las redes fue inmediata e incluso se produjeron llamamientos a expresar la protesta no marcando la X a su favor en la declaración de la renta.

 

 

Pero hasta finales de año no se sabrá el alcance real de este malestar y la protesta. Lo último que se sabe es que en 2016 la Iglesia católica recaudó un total de 256,6 millones de euros de la casilla de la X, 7,1 millones más que el año anterior, pero por primera vez desde 2007 -cuando se instauró el nuevo sistema de asignación tributaria- se ha registrado un descenso en el número de declaraciones a favor de la Iglesia hasta los 7,1 millones, 234.768 menos que en el ejercicio anterior.

Del total de los fondos recaudados a través del IRPF, la Iglesia destina más del 80 por ciento a las 70 diócesis que hay repartidas por toda España, que integran 23.019 parroquias atendidas por más de 18.000 sacerdotes.

En todo caso, el vicesecretario para Asuntos Económicos de la CEE, Fernando Giménez Barriocanal, ha precisado que la principal fuente de financiación de las diócesis no es la asignación tributaria sino las aportaciones directas y voluntarias de los fieles.

El informe también muestra que las diócesis destinan el 26 por ciento del total de los recursos (239 millones de euros) a acciones pastorales y asistenciales, un tanto por ciento igual a la conservación de edificios y gastos de funcionamiento; un 20 por ciento a la retribución de los sacerdotes y un 12 por ciento a la retribución del personal seglar.

En concreto, dentro del apartado de conservación de edificios, las diócesis destinaron en 2016 más de 49 millones de euros a programas de rehabilitación y 22 millones de euros en nuevos templos.

Más caridad y asistencia

La Memoria, que resume las actividades a las que se destinan los fondos que la Iglesia recauda cada año, pone de relieve que en 2016 aumentó la actividad caritativa y asistencial, con 244 nuevos centros sociales y asistenciales, algunos de nueva creación y otros que se incorporan por primera vez. En total, 4,7 millones de personas fueron acompañadas y atendidas en alguno de los 9.110 centros sociales y asistenciales de la Iglesia durante el año 2016.

Hasta finales de año no se sabrá si el malestar de muchos fieles por el apoyo de la Iglesia catalana al separatismo ha tenido incidencia en los ingresos la institución

En los centros para mitigar la pobreza, han atendido a 2,7 millones de personas, una cifra que se ha incrementado en 990.000 personas en los últimos cinco años, según el informe. Además, la Iglesia española cuenta con centros para promover el trabajo, para la infancia, las familias y las mujeres en riesgo de exclusión o en una situación de vulnerabilidad.

Asimismo, en 2016, el número de centros de atención a migrantes aumentó en 14, alcanzando los 215 centros en los que ayudaron a más de 140.000 personas. "La Iglesia está con los migrantes cuando está de moda y cuando no está de moda, recibiéndoles, estando a pie de playa y en el interior, y también cuando han pasado seis meses, con albergues o programas de formación", ha subrayado Giménez Barriocanal.

En este sentido, se ha referido a la situación del buque Aquarius, que ha puesto rumbo a España con más de 600 migrantes a bordo, después de que Italia y Malta negaran el desembarco en sus puertos. "Con el problema grave del Aquarius, la Iglesia rápidamente sale al encuentro y no pregunta", ha indicado.