| 08 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

La última chapuza de Montero: utiliza imágenes para su campaña sin pedir permiso

La ministra de Igualdad ha preferido guardar silencio tras desatarse la polémica con su última campaña en favor de la aceptación de todos los cuerpos en verano.

| Mr. Meme Opinión

Además, de guardar silencio por el bochornoso espectáculo en el que se apaleba a Ayuso y Abascal, el Ministerio de Igualdad ha lanzado la campaña "El verano también es nuestro" con la que aboga por la diversidad de cuerpos femeninos en las playas. Desde el primer momento el cartel se ha viralizado con mensajes irónicos dirigidos a Irene Montero. Pero lo que parecía que se iba a quedar en un debate más en Twitter ha ido más allá debido a la denuncia de una de las modelos por utilizar su imagen sin permiso.

La modelo e influencer Nyome Nicholas Williams ha puesto el grito en el cielo en sus redes sociales tras enterarse de la campaña. ¡Gran idea pero mala ejecución! Pidan mi imagen ¡podrían haberme etiquetado al menos!", ha comentado. La modelo ha afirmado que lo lleva bien, pero que eso no significa que no deba ser remunerada por el uso de su imagen. "¿No merezco que me paguen por el uso de dicha imagen?", ha continuado en sus redes. Y es que su agencia, Nevs Model está estudiando la forma de demandar al Ministerio.

 

La adjudicación de la campaña, de 84.500 euros se realizó a través del Instituto de las Mujeres a la empresa THE TAB GAB, SL., quienes a través de una subcontratación, dejan el trabajo del cartel, por un montante total de 5000 euros, en manos de una segunda empresa, Arte Mapache,quienes les ha caído todo el peso del error.

"Primero de todo me gustaría pedir públicamente disculpas a las modelos por haberme inspirado en sus fotografías para la campaña “El verano también es nuestro” y por haber utilizado una tipografía sin licencia (pensando que era libre.)", ha sido la excusa de Arte Mapache en sus redes sociales ante la avalancha de comentarios recibidos criticando la acción.

"Tras la polémica, justificada, entorno a los derechos de imagen de la ilustración he considerado que la mejor forma de paliar los daños que se hayan podido derivar de mi conducta es repartir los beneficios que se derivan de este trabajo a partes iguales entre las protagonistas del cartel y comprando la licencia de la tipografía (Me estoy poniendo en contacto con ellas para solucionarlo cuanto antes).", ha sido la solución tomada por la ilustradora que ha realizado el cartel.

Por su parte, Irene Montero ha preferido guardar silencio y no hacer ningún tipo de comentario al respecto en sus redes sociales. Y es que a la ministra de Igualdad se le suman los problemas, ya que, además de este hecho, esta misma semana un festival LGTBI en Ripoll, financiado por Igualdad, también se ha hecho viral para mal por el ataque, con un bate de béisbol, de una drag a unos muñecos de Ayuso y Abascal. Unos hechos que no han hecho más que acentuar los malos momentos de criticas y malas decisiones que toma el ministerio de Igualdad, y por lo tanto, Irene Montero.