| 24 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Rocío Carrasco e Irene Montero
Rocío Carrasco e Irene Montero

Malestar con Montero por irrumpir en el circo de Rociíto y vejar a la Justicia

En Moncloa crece la perplejidad por la irrupción de la ministra de Igualdad en el circo de Rocío Carrasco y Antonio David Flores. Y hay una poderosa razón para ello.

| Roberto Anguix Opinión



La exposición de la ministra de Igualdad en la última iniciativa puesta en marcha es contemplada en la sede del Ejecutivo con inquietud. Al fin y al cabo, por su agenda propia volvió a meterse en un charco con los jueces, creándole un problema al Gobierno.

La titular de Igualdad, Irene Montero, ha vuelto a hacer de las suyas. Tras la emisión del documental sobre Rocío Carrasco, la ministra aprovechó para lanzar un hilo en Twitter elogiando la labor de “periodismo feminista” y apoyando el testimonio de la hija de Rocío Jurado.

No fue la única. Algo parecido hizo la portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra. Y ya. Porque el Gobierno no quiso meterse en lo que algunos consideraron un “barrizal” nada claro que sólo beneficiaba a Telecinco. 

 

Sin embargo, Montero, con agenda propia y, según fuentes gubernamentales, deseando subirse al carro mediático, optó por ahondar en el asunto y contribuir al “blanqueamiento” de lo que algunos consideran un nuevo show de Telecinco.

“A Irene le ha podido el ansia de protagonismo”, aseguraban esas mismas fuentes del Ejecutivo, que no daban crédito viendo cómo la ministra se prestaba a legitimar una operación televisiva de dudoso gusto y final. Si en Mediaset se han mostrado encantados con el apoyo recibido desde Igualdad, en Moncloa no lo veían así. 

Las palabras de Montero contra la Justicia añaden gasolina a unas relaciones ya muy tensas con el Poder Judicial

Y mucho más cuando Montero se vino arriba al ver que jugaba “en casa” y acabó cargando contra la “Justicia patriarcal”, metiendo en un nuevo lío al Ejecutivo con el Poder Judicial. Precisamente, la ministra lanzó varias andanadas contra la Justicia al asegurar que en la violencia de género “no se puede depender sólo de lo judicial” o al señalar que “más allá de lo judicial, se puede establecer todo tipo de medidas”.

¿Y si Antonio David reaparece?

Montero reabría así una pretensión constante desde que asumió el Ministerio de Igualdad: bordear o saltar a la Justicia en lo referente a violencia de género. El problema reside en que, según juristas consultados, esa presunta violencia de Antonio David Flores contra Carrasco se encuentra en sobreseimiento provisional y, de momento, no pesa investigación o condena sobre su exmarido.

El temor en la fontanería monclovita reside en que Montero se embarre aún más en un asunto como éste. “¿Y si dentro de mes y medio aparece Antonio David en un ‘Deluxe’? ¿O se desestima todo?”, se preguntan en Moncloa, donde el lunes se recibieron todo tipo de mensajes, bastante críticos, con las intervenciones de la titular de Igualdad en este asunto.