21 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El Rey, con Pedro Sánchez y sus vicepresidentas
El Rey, con Pedro Sánchez y sus vicepresidentas

La frase viral del Rey en la cara de Sánchez que pone a Madrid por las nubes

Felipe VI deja mudos al presidente del Gobierno y a sus cuatro vicepresidentas con un elogio a Madrid, pronunciado en su presencia, tras la campaña en vano contra Ayuso y los madrileños.

| Mr. Meme Opinión

El Rey le dice a Pedro Sánchez que Madrid ha sido una liberación from ESdiarioTV on Vimeo.

La frase del Rey admite muchas interpretaciones y es harto probable que no tuviera ninguna intención política. Pero si se ha hecho muy viral, es por algo. Ocurrió en la recepción que Felipe VI dio este viernes al presidente del Gobierno y a sus cuatro vicepresidentas, que se pasaron inesperadamente por Zarzuela para presentarle el Plan de Recuperación que el Gobierno ha presentado a Bruselas, con una fuerte polémica por la subida brutal de impuestos que contempla.

Un plan, por cierto, que hubieran debido presentarle al Jefe del Estado hace tiempo, pero que le hurtaron como al resto: nadie lo conoció hasta que ya estaba consumado, con la misma opacidad que va a presidir su posterior gestión, "privatizada" por Moncloa pese al ejemplo de otros países y a pesar, también, de las críticas del Consejo de Estado: mientras los demás hacen de esto un Pacto de Estado; el sanchismo lo convierte en una herramienta exclusiva del presidente.

El caso es que Felipe VI dejó de piedra a Sánchez cuando la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, parecía presumir de la apertura del Teatro Real de Madrid, como icono de la resistencia de la cultura a la pandemia. Don Felipe añadió en esa lista de "resistentes" al Liceo de Barcelona, y pronunció la expresión más viral y espontánea que se le recuerda en mucho tiempo:

"Madrid ha sido una liberación".

Pronunciada ante el mismo Gobierno que ha satanizado a Ayuso y a los madrileños por intentar conjugar el control de la pandemia con el mantenimiento de toda actividad, nadie puede negar las profundas connotaciones de la aparentemente inocente alocución monárquica.

 

Y menos cuando tenía delante a un presidente que ha satanizado Madrid como nadie y a una vicepresidenta que, tras la debacle socialista del 4M, relacionó el lema de "libertad" del PP con el Holocausto y despreció el resultado popular apelando a que ellos, los socialistas, no saben hablar de bares y berberechos.

¿Quiso el Rey dejarle claro a Sánchez, en su cara, que lo meterse con Madrid y denigrar a los madrileños es una barbaridad? Quién sabe si fue eso o una simple frase hecha. Pero lo cierto es que suena a lo que suena... y suena bien. Así lo interpretó incluso una diputada popular en el Congreso, Pilar Marcos, no sin cierta sorna: