| 23 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pablo Iglesias e Irene Montero
Pablo Iglesias e Irene Montero

Los vídeos virales de Iglesias y Montero presumiendo de hacer de niñeras

La videoteca de Pablo Iglesias e Irene Montero se hace viral al contrastar lo que decían de la paternidad y lo que han hecho con una niñera que se encargue del trabajo.

| Mr. Meme Opinión

 

La "niñera" de Podemos es lo más viral del día, para martirio de Pablo Iglesias e Irene Montero, arrastrados por el lodo de la hipocresía en las redes sociales: la cruel hemeroteca les rescata a ambos dando lecciones de paternidad, presumiendo del esfuerzo compartido que hacían, acogiéndose a bajas paternales para marcar el camino y vanagloriándose incluso de algo que parecían haberse inventado ello, de repente. Sí, cuidar de los hijos propios.

Porque fue Iglesias quien más propaganda se dio a sí mismo de proponer la baja por paternidad repartida entre el hombre y la mujer, como muestra el vídeo inicial de hoy, y quien más paseó su entrega en los mismísimos pasillos del Congreso, donde tuvo a bien pararse con los informadores para anunciar lo mucho que iba a disfrutar de desaparecer del foco público para concentrarse en los retoños:

 

 

Esas imágenes contrastan ahora con la evidencia de que su elevado tren de vida no solo incluye una residencia de lujo en una zona privilegiada de Madrid donde, hasta hace no tanto, se denunciaba el "urbanismo depredador" frente a la Naturaleza. Ni tampoco el chófer con coche oficial, tan cómodo como atípico en quienes, en su día, denunciaban ese "lujo" y prometían suprimirlo.

 

Ahora ha trascendido que dedicaban personal del partido, o del Ministerio, a ejercer de niñera. La polémica está servida, hasta el punto de que Ciudadanos ha pedido una investigación formal sobre si ese "caprichito" puede ser constitutivo de algún tipo de comportamiento ilegal por desvío de fondos públicos.

Mientras, queda la joya entre las joyas, una desconocida intervención de Irene Montero, de hace tres meses, en las que convertía de algún modo su ejemplo como cuidadora y niñera en un alegato feminista que, ciertamente, llama mucho la atención.