| 27 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Carlos Navarro "El Yoyas"
Carlos Navarro "El Yoyas"

La izquierda usa al "Yoyas" para dictar qué se debe publicar en prensa

El exconcursante de Gran Hermano, condenado a cinco años de cárcel por maltratar a su mujer, ha sido entrevistado en un medio; la respuesta de la izquierda, decir que ese medio es machista

| Mr. Meme Opinión

La izquierda, en especial la radical, tiene un serio problema con las libertades. Hasta aquí, nada nuevo. Pero lo que estamos viviendo en este país en los últimos meses es, sin duda, un retroceso histórico en los derechos y libertades recogidos en la Constitución. La ciudadanía está siendo testigo de cómo se condena a una pastelería con una multa de 7.500 euros por no poner en una oferta de trabajo que buscan “maestros y maestras pasteleros y pasteleras” o incluso de cómo Igualdad multa a una empresa de vinos por poner un cartel con un dibujo de una chica en bikini. 

PSOE y Unidas Podemos están dictando, ni más ni menos, qué está bien y qué está mal. Iglesias puede decir que azotaría hasta sangrar a Mariló Montero, pero luego también puede dar clases de feminismo señalando con el dedo qué es machista y qué no. Y este lunes le ha tocado el turno al diario “El mundo”.

Este periódico ha publicado una entrevista al “Yoyas”, el exconcursante de Gran Hermano que en su día fue candidato por Ciudadanos en Cataluña. Un personaje donde los haya, juguete roto de la televisión y lo que es más grave, un condenado a cinco años de cárcel por pegarle palizas a su mujer y que actualmente está huido de la Justicia. El medio, lejos de opinar si es culpable o no, le realiza una entrevista. El resultado: la izquierda monta en cólera y acusa a la prensa de machista. 

A la cabeza de este movimiento que dicta qué es noticia y qué no, qué es entrevistarle y qué no, está como siempre Pablo Iglesias, retirado de la política, pero siempre alrededor de la agenda “progre”. De hecho, en una entrevista en RAC1, el que fuera vicepresidente del Gobierno ha llegado a tachar al medio de “machista”, de ir con su línea editorial “en contra del feminismo” y, por tanto, en contra de las mujeres, y de ser un medio “asqueroso”.

“Ayer El Español que dibuja a Irene Montero diciendo que Sánchez debería inhumarla, es despreciable. Habrá cientos de lectores que se identifiquen con la versión del maltratador”, continuó diciendo Iglesias, dejando ver que parte de los lectores de estos medios son “maltratadores” o que “compran” el discurso de uno. 

Es retorcer uno de los derechos más fundamentales, como es el de la libertad de prensa y expresión hasta límites insospechados. Un movimiento censor que responde únicamente al afán de la izquierda de dominar a la sociedad. De imponer el pensamiento único. Porque cuando no se hacen preguntas a aquellos que quieren dar respuestas sobre temas que son noticia, aún siendo seres que han cometido actos absolutamente despreciables, se cae en la dictadura. En la mordaza. En el silencio. Es hora de tratar a la ciudadanía con madurez, mostrando a un protagonista respondiendo a preguntas críticas y, en base a ellas, que sea el lector el que saque las conclusiones.