| 19 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso
Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso

Ayuso fulmina a Sánchez: la ley se cumple si él quiere

La presidenta madrileña ha destrozado la hipocresía del PSOE, que pide sacrificios a los españoles mientras maltrata sistemáticamente a los agentes de Policía y CNI

| Mr. Meme Opinión

Esta semana, uno de los argumentos más repetidos por la izquierda es que Ayuso está desobedeciendo a Sánchez y, por ende, está yendo en contra de la Ley e incluso de la Unión Europea, como si eso quisiera decir que la presidenta de la Comunidad de Madrid es poco menos que una aliada de Putin. 

Un argumentario construido desde Ferraz que repiten hasta la saciedad todos los seguidores fieles del progresismo más radical, hasta el punto de Sánchez ha levantado y ha dicho: “En España, la ley se cumple”. Es decir, si las comunidades como Madrid, en manos del PP, contrarias a sus políticas, se niegan a aplicar sus imposiciones, se multará, se juzgará y se perseguirá. 

Pero es curioso que justo Sánchez haya usado una expresión como que aquí “la ley se cumple”, cuando una de las características de su Gobierno ha sido siempre “la ley se cumple, si yo quiero”. Si hay una condena firme contra los que organizaron un intento de golpe de Estado en Cataluña, Sánchez los indulta. Si hay una sentencia que obliga a Cataluña a aplicar un 25% de español en las aulas, Sánchez hace la vista gorda y permite que Aragonés redacte una ley para esquivar su aplicación. 

Y así con una gran cantidad de ejemplos, uno de ellos el que ha expuesto Ayuso en un breve tuit: “La ley se cumple, pero el Gobierno retira del País Vasco a agentes antiterroristas del CNI”. Y no es el único ejemplo. 

Otros de ellos es que Sánchez ha incumplido ya 1.200 veces la ley de Transparencia ocultando información sobre su Gobierno a los ciudadanos, tal y como denuncia el popular Alfonso Serrano. Da igual que se lo pida el Consejo de Transparencia que se encarga de velar por el cumplimiento de la ley. Oídos sordos. Si a Sánchez no le gusta la Ley, no se cumple y no pasa nada. 

Porque en España, para Sánchez, no se tiene que cumplir la Ley, se tiene que cumplir lo que él dice. Lo que su Gobierno, apoyado por independentistas y enemigos confesos de la nación, aprueba vía decretazo, sin consultar con otros grupos parlamentarios, escogidos al fin y al cabo por españoles que tienen derecho a ser escuchados. Una vez más, imposición sanchista en su máxima expresión.