| 19 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez en 2015
Pedro Sánchez en 2015

La hemeroteca saca los colores a Sánchez y desvela su enésima mentira

En 2015 el por entonces candidato a la presidencia del Gobierno aseguraba que con él en Moncloa no habría más desahucios, pero la realidad ha sido muy diferente

| Mr. Meme Opinión

En el año 2015, Pedro Sánchez aún no había revolucionado el PSOE con su marcha del Congreso y posterior “asalto” a Ferraz por negarse a facilitar un gobierno de Mariano Rajoy. Las encuestas daban como absolutos perdedores a los socialistas y los discursos de Sánchez eran de lo más populistas (como suele ser en la actualidad).

Y entre esos discursos, el por entonces candidato a la presidencia del Gobierno aseguraba que con él en la Moncloa no iba a haber problemas con Cataluña, ni habría subida de impuestos. Ambas son solo algunas de las promesas incumplidas de Sánchez, pero es que la última que ha salido a la luz es una de ese mismo año, de 2015, y saca los colores al presidente del Gobierno. 

Y es que Sánchez prometió en un mitin en el año 2015 que si los socialista llegaban a la Moncloa no iba a haber desahucios. Y lo hizo en un tono elevado, eufórico y desproporcionado. Queriendo dejar clara su indignación por los embargos y su compromiso con las familias. Algo que, con el tiempo, se ha ido disipando por completo. 

Algo que es una completa mentira. Los últimos datos reflejan que los desahucios en primeras viviendas por impago de las hipotecas se han disparado un 58%, lo que supone un nivel máximo que no se registraba desde hacía cinco años. Pero el Gobierno se niega a afrontar esta realidad. 

De hecho, Sánchez en ese mitin aseguraba que tenía que haber dinero para ayudar a los autónomos. Sin embargo, dejando a un lado que la política de dar subvenciones no es la mejor en un contexto de crisis, Sánchez sigue empeñado en hacer todo lo contrario: en asfixiar como nunca a los autónomos. 

Justo esta semana se conocía que el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, estaba planteando a los sindicatos la subida de impuestos y tramos para los autónomos. Es decir, un palo más para estos contribuyentes. Un acto insolidario e ineficaz que, si lo ponemos al lado de las declaraciones de Sánchez en la hemeroteca, resultan un completo insulto a los españoles.