| 26 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Barroso, el hombre fuerte en las jugadas en Prisa
Barroso, el hombre fuerte en las jugadas en Prisa

El asesor en la sombra de Pedro Sánchez mueve ficha en ‘El País’ y no perdona

La llegada de Pepa Bueno a la dirección del periódico no es una casualidad y tiene mucho trasfondo político y estratégico. Éstas son las claves de esta "revolución".

| Roberto Anguix Opinión


Miguel Barroso, el hombre que susurra desde fuera de La Moncloa al presidente del Gobierno, lo ha vuelto a hacer: desde el pasado martes, ‘El País’ ya es un medio alineado con el Ejecutivo. Y, de paso, mata dos pájaros de un tiro: coloca a una amiga y ajusta cuentas del pasado.

Se da por hecho que el nombramiento de Pepa Bueno como directora de ‘El País’ responde al deseo del verdadero hombre fuerte de Prisa, Miguel Barroso, que siempre ha mantenido una excelente relación con la locutora. El exsecretario de Estado de Comunicación con José Luis Rodríguez Zapatero ha ido ganando parcelas de poder con el Gobierno de Pedro Sánchez. Pero esta vez, de una forma más inteligente, en la sombra y desde fuera.

 

Barroso, ya lo dijimos en su momento, ha vuelto a lomos de su corcel para fraguarse su venganza. No sólo se ha colocado en lo más alto de Prisa, con quien se las tuvo a cara de perro durante el zapaterismo por la creación de La Sexta, entre otras cuestiones.

Adiós a "El químico" de Cebrián

Y, como un ejemplo de ello, ahí está la salida de Javier Moreno, ‘El Químico’, que ha durado poco más de un año en el cargo. Moreno, recordemos, fue el fiel capitán de Juan Luis Cebrián en los ataques de ‘El País’ a los “brujos visitadores” de La Moncloa, allá por 2006-2007.

Moreno fue el artífice, entre otros, de un artículo con el titular “Barroso mantuvo vínculos con socios de La Sexta hasta su nombramiento”. El exsecretario de Estado consiguió doblarle el brazo al diario de Prisa con rectificación en portada. Se comprende lo que habrán experimentado uno y otro una docena de años después.  Sobre lo que supone este cambio, bastaba con ver el tuit lanzado desde la cuenta oficial del PSOE