09 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pablo Iglesias, en el Senado

Por qué Iglesias “calienta” TVE en vísperas del 4-M y UGT le toma la matrícula

Movilización general en Unidas Podemos y sus satélites mediáticos: hay que poner la Corporación en estado de ebullición de cara a las elecciones madrileñas.

| Roberto Anguix Opinión

Todo vale para forzar la máquina del ente público con la excusa del “antifascismo” que, sin embargo, esconde algo más prosaico.  Las tensiones del Ejecutivo de coalición, como venimos informando desde hace meses, tienen su particular representación en RTVE, donde la cuota morada intenta ganar parcelas de poder al comisariado ‘sanchista’, representado por Enric Hernández, director de Información y Actualidad.

La campaña del 4-M tiene muy nervioso al candidato Pablo Iglesias, que sigue ahondando en la estrategia de ataque a los medios de comunicación, bien de forma directa bien a través de satélites conectados con el universo de Unidas Podemos. En esa estrategia, RTVE también tiene su parte.

Las ‘mentes pensantes’ que rodean a Iglesias consideran que RTVE, especialmente en la pata televisiva, debe ser un pilar fundamental en su estrategia de campaña. Cuentan para ello con ‘Las Cosas Claras’, de Jesús Cintora, correa de transmisión de la agenda podemita y cuota morada en la Corporación.

 

Pero consideran que no acaban de romper el férreo control del Área de Informativos y de los programas “de Actualidad”, donde Hernández tiene vara alta con apoyo de La Moncloa, que ha pedido paciencia con los cohetes enviados por Podemos.

Uno de los ejes vertebradores de la campaña morada contra RTVE es el “blanqueamiento del fascismo”, supuestamente representado por Vox. En realidad, se trata de presionar así a la alta dirección de la Corporación y crear un conflicto en el que la estrategia de Unidas Podemos se apoya en dos patas externas: el digital ‘La Última Hora’ y la sección sindical de Comisiones Obreras en el Ente.

Si no hay posibilidad de dominar TVE, al menos generar ruido y polémica que embarren lo suficiente. La estrategia de crear Gamonales del Che de Galapagar

El problema, según fuentes de RTVE, es que, una vez más, UP se ha pasado de frenada. Días atrás, el portal ligado a Podemos ponía en la picota a la sección sindical de UGT: “La alianza de UGT con Enric Hernández provoca que el sindicato calle ante los escándalos que tienen lugar en RTVE”. Escándalos, supuestamente, como los “dedazos” de Hernández, que, sin embargo, no engloban la “república independiente” de Cintora.

La indignación de UGT

La pieza cayó como una losa en UGT, ya que señalaba con nombres y apellidos a su responsable, Miguel Ángel Curieses, y, además, “olvidaba” mencionar las críticas de este sindicato a Hernández. El cabreo, según parece, fue épico y no faltan quienes han advertido, además, rivalidades internas con la célula podemita de CC.OO., dirigida por Maite Martín, madre de uno de los principales asesores de Iglesias, Santiago Jiménez. En UGT, aseguran, no van a olvidar la afrenta. No faltan quienes apuestan que se vengarán con cositas relacionadas con Cintora.

Éste entorno vinculado a CC.OO, precisamente, ha sido el que ha ejercido como vanguardia de choque al servicio de Podemos, denunciando presuntas discriminaciones informativas a los morados o “blanqueando” el espacio de Cintora y las contrataciones de su redacción paralela, denunciadas por todos los sindicatos de la Corporación.

El objetivo, según barruntan en el Ente, sigue siendo doblar el brazo a las áreas que Iglesias y su gente no controlan en la Corporación. Y, si no hay posibilidad de doblarlo, al menos generar ruido y polémica que embarren lo suficiente. La estrategia de crear Gamonales del Che Guevara de Galapagar.