| 05 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Ana Rosa Quintana
Ana Rosa Quintana

El zasca de Ana Rosa al “indulto encubierto” de Sánchez a los ERE y Puigdemont

La periodista ha desmontado la reforma del delito de malversación que Sánchez ya se está planteando para contentar al separatismo y, de paso, “indultar a escondidas” a Griñán

| Mr. Meme Opinión

España arrancaba esta semana con una nueva cesión de Pedro Sánchez encima de la “mesa de diálogo” con los separatistas: el presidente catalán, Pere Aragonés, exigió a Moncloa que, además de eliminar el delito de sedición, que se modifiqué “de una vez” el delito de malversación de fondos públicos, delito por el cual sentenciados por el intento de golpe de Estado del 1 de octubre como Oriol Junqueras, siguen inhabilitados.

Y el PSOE, lejos de rechazar chantajes, ha visto con buenos ojos dicha cesión porque, además, afectaría a condenados socialistas por causas de corrupción como los ERE de Andalucía. En especial al expresidente Griñán, el cual ya ha solicitado el indulto al Gobierno, aunque éste trata de esquivarlo. 

Por ello, ante la previsible nueva cesión de Moncloa, la periodista Ana Rosa Quintana, ha destapado este martes en pleno directo cuáles son las intenciones de Sánchez con esta posible nueva cesión: “A partir de ahora no es lo mismo robar para uno mismo que para los demás. Sánchez ha puesto a sus ministros a calentar en la banda para ir preparándonos para unos indultos encubiertos”.

“No es lo mismo el que se lleva dinero a su bolsillo que el que no, ha dicho Robles. Es lo que Junqueras llama “malversación de pensamiento”. Es decir, te puedes quedar con el dinero de todos los españoles, siempre que el botín vaya destinado a papeletas, urnas ilegales y a mantener las casa de Puigdemont en Waterloo”, ha espetado la presentadora en su programa en Telecinco.

Además, ha denunciado que, si la reforma de la malversación sale adelante, “habría que reformar no solo el código penal, sino también los diccionarios: la palabra corrupción pasaría a definirse robo de dinero público, siempre y cuando no se lo entregues a tus amigos o compañeros de partido”.

“Habría que revisar también la moción de censura con la que Sánchez llegó al poder. Si el dinero de la financiación ilegal llega a los partidos y no a los bolsillos de los particulares, habría que cambiar decenas de condenas de alcaldes y concejales que beneficiaron a sus amiguetes. Todas estas personas que robaron dinero público, dejarían de ser corruptos para convertirse en Robin Hood, y España se convertiría en el bosque de Sherwood”, ha añadido, al tiempo que ha hundido el discurso del PSOE sobre “regeneración política y eliminación de la corrupción”. 

“¿Dónde han quedado las palabras de Sánchez cuando decía que nunca indultaría a un corrupto? En realidad, ¿quién cree ya las palabras de Sánchez?”, se ha terminado preguntado Ana Rosa para culminar un editorial que ha destrozado por completo al Gobierno, dejando en evidencia sus cesiones y sus verdaderas intenciones: salvar corruptos y perpetrarse en el poder.