| 26 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La falla de la media luna y la mezquita indultada parcialmente
La falla de la media luna y la mezquita indultada parcialmente

Las redes arden por el "indulto" forzado a una Falla musulmana

La indignación sube más que las llamas tras confirmarse el "perdón" impuesto a una Falla por la comunidad musulmana, ofendida por ver quemar lo que el resto de confesiones aceptan.

| Mr. Meme Opinión

La Falla musulmana, indultada para no ofender from ESdiarioTV on Vimeo.

En España se puede llamar "puta" a la Virgen en la portada de un disco; quemar un retrato del Rey en espacio público; silbar a la bandera nacional donde sea menester; incentivar el asesinato de los seguidores de VOX o amenazar a políticos, guardias civiles o policías en un concierto de un rapero.

Todo eso es "libertad". Pero, paradójicamente, lanzar un piropo puede ser un delito y, desde luego, quemar una Falla con motivos musulmanes es una agresión a la comunidad islámica que alguien tiene que frenar: de ahí sale el indulto forzado y parcial a una falla adornada como una mezquita, objeto del "perdón" forzado para no ofender... que no existe ni se le espera en tantos otros casos.

 

La comisión Duque de Gaeta–Puebla de Farnals, ganadora del primer premio de Primera B, ha decidido perdonar parte de su falla, en concreto unos arcos que representan una mezquita y una media luna, tras las protestas de miembros de la comunidad musulmana.

La entidad lo justificó  en que “podría haber sido interpretado como una historia de xenofobia e islamofobia”. Sin embargo, esta decisión ha encendido un debate porque muchos consideran que la falla en ningún momento ofende a nadie y se debe quemar. 

No es la primera vez

Hace unos años ya hubo una polémica similar con la comunidad hindú y se indultó parte de la falla Ceramista Ros-José María Mortes Lerma que representaba a la figura hindú Shiva Nataraja tras las airadas protestas del centro hindú. Algo que no se hace con ningún otro gremio, confesión o personaje, objeto de las recreaciones artísticas más mordaces sin que a nadie se le ocurra hacerse el ofendido.

 

 

El agravio comparativo es evidente, tanto como la doble vara de medir que rige en España en éste y otros casos: la piel muy fina para unas cosas; y de galápago en otras. Unas veces por miedo a la respuesta del "ofendido"; otras porque se considera un derecho ofender a quienes piensan, sienten o votan de manera alternativa a la "buena".

 

 

Cabe recordar aquí la información reciente de ESdiario sobre la retirada de la Cruz del Llanito en un municipio de Córdoba, decida por la alcaldesa comunista del municipio que, ni corta ni perezosa, apeló a la ley de memoria histórica para perpetrar una cacicada ofensiva para muchos de sus vecinos.

Las redes han ardido, literalmente, por esa doble vara de medir, con el TT #QuemadlaFalla como uno de los más exitosos del día, y mensajes a favor de zanjar el agravio de la forma más contundente posible, como éste del célebre y controvertido Alvise:

 

 

El conflicto está servido y, se haga lo que se haga, quema como pocos.