| 29 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

200 millones de ablaciones a mujeres

30 países mantienen esta práctica bárbara que ha denigrado a 200 millones de niñas y mujeres. Aunque las cifras mejoran, el rito cruel dista mucho de desaparecer pese al esfuerzo de la ONU.

| ESdiario Opinión

Las cifras asustan y, aunque para Occidente es un fenómeno distante o escondido, no hay probablemente ningún otro fenómeno tan cruel y masivo y en ningún rincón del planeta. Unos 200 millones de mujeres y niñas han sufrido en todo el mundo la mutilación genital y, para el año 2030, un tercio de los nacimientos habrán tenido lugar en países donde aún se realiza esta práctica, por lo que Naciones Unidas ha apelado a autoridades y comunidades a comprometerse para reafirmar la tendencia hacia la eliminación completa de esta práctica.

La directora ejecutiva del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), Henrietta H. Fore, y la responsable del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), Natalia Kanem, han unido sus voces aprovechando hoy el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina para recordar que la ablación "es algo con lo que se puede acabar".

Un tercio de las niñas del mundo seguirá naciendo en países donde se practica esta crueldad

Además de ser "un acto violento que causa infección, enfermedad, complicaciones en el parto e incluso la muerte", la mutilación es "una práctica cruel que inflige daño emocional duradero y ataca a los miembros más vulnerables y menos poderosos de la sociedad". No solo "refleja y perpetúa el bajo estatus de niñas y mujeres en demasiados lugares", también supone "un obstáculo para el bienestar de las comunidades y las economías".

La ONU ha celebrado la voluntad política que ha logrado cambiar vidas en distintas partes del mundo, algo que queda de manifiesto con un dato: las niñas tienen hoy un tercio menos de posibilidades de sufrir la ablación que en 1997. En este sentido, más de 25 millones de personas residen en unas 18.000 comunidades de 15 países que han rechazado la mutilación genital desde 2008 y la prevalencia a nivel mundial ha caído en casi un 25 por ciento desde el año 2000.

Las cifras del dolor

"Esa es la buena noticia. Pero la tendencia poblacional en algunos de los países más pobres del mundo, donde la mutilación genital femenina persiste, amenaza con revertir nuestro progreso", han advertido Fore y Kanem en su comunicado conjunto, en el que han recordado que, para 2030, más de un tercio de los nacimientos tendrán lugar en los 30 países donde se practica la mutilación genital femenina.

"Es inadmisible que estas niñas puedan unirse a los 200 millones de mujeres y niñas que ya han sufrido la mutilación genital femenina. A quienes ya soportan las cicatrices, o sufren complicaciones relacionadas, o reviven duros recuerdos de dolor y traición", han añadido.

 

 

Las directoras de UNICEF y UNFPA han reclamado que el asunto se aborde "de manera incondicional" por parte de gobiernos, comunidades y familias, ya que solo así las tasas "pueden caer rápidamente". Así, han planteado que los médicos se unan para oponerse a la práctica, que las leyes contemplen castigos y estos se apliquen y que las niñas y las mujeres sean protegidas.

"Ahora es el momento de eliminar la mutilación genital femenina de la faz de la tierra para siempre. Es tarea de todos nosotros, por nuestro futuro común", han sentenciado.

Un testimonio directo

ONU Mujeres ha aprovechado también la celebración del Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina para designar a la activista gambiana Jaha Dukureh como embajadora de buena voluntad para África, donde abogará precisamente por el fin de la ablación y combatirá contra el matrimonio infantil.

Seis mujeres de sólo 15 años fueron detenidas en Kenia por practicar la ablación a sus propias hijas

La propia Dukureh es víctima de mutilación genital y se vio obligada a casarse a los 15 años de edad, por lo que conoce de primera mano las consecuencias físicas y psicológicas derivadas de esta práctica abusiva -"es parte de mi vida"-. Es fundadora de la ONU Safe Hands for Girls y también ha colaborado con el Gobierno de Barack Obama en Estados Unidos.

La directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, ha destacado la "profunda experiencia" de la nueva embajadora, "un reflejo de las nuevas mujeres jóvenes empoderadas de África". "La suya es una historia de valentía que nos dice que las niñas y las mujeres pueden y están listas para cambiar el mundo", ha añadido.

El último caso que trascendió fronteras, entre miles de ellos clandestinos, tuvo lugar a finales de 2017. Al menos seis mujeres fueron detenidas en diciembre en el condado keniano de West Pokot por practicar la ablación de clítoris a sus hijas, según ha informado el diario local 'Daily Nation'.

Las detenidas, todas ellas menores de 15 años, han sido arrestadas en el acto, pero una de ellas se escapó tras la redada policial. El comisionado asistente de la división Sook, Brian Njue, ha informado de que las niñas han sido trasladadas al hospital Kapenguria.

El jefe de Policía de Kapenguria, Anthony Wanjuu, ha asegurado que las seis mujeres serán acusadas ante un tribunal y que las niñas comparecerán como testigos. En esta ocasión, quizá haya justicia. Pero no es lo habitual. 

Una app contra la ablación

Precisamente de Kenia llega una de las pocas buenas noticias en la lucha contra esta lacra. Allí, cinco adolescentes participan en un concurso tecnológico de Google y Naciones Unidas con I-cut, una aplicación móvil para concienciar y prevenir la mutilación genital femenina y crear una red de apoyo médico en un país donde el 25 por ciento de las mujeres son víctimas de esta práctica.

La plataforma digital I-cut conecta a las niñas con centros de asistencia y ofrece ayuda médica y legal a las mujeres que ya han sido mutiladas. Ofrece servicios de ayuda, asistencia, denuncia, información y recogida de donaciones.

 

 

Es el único proyecto en el que participan personas africanas en la fase final de Technovation, un concurso patrocinado por Google, Verizon y Naciones Unidas que selecciona aplicaciones móviles creadas por adolescentes para tratar de resolver problemas en su comunidad.

"La mutilación genital femenina es un gran problema que afecta a las niñas de todo el mundo y es un problema que queremos resolver", ha explicado Stacy Owino a la Thomson Reuters Foundation. "Esta experiencia cambiará nuestras vidas. Ganemos o no, nuestra perspectiva del mundo y sus posibilidades mejorarán", ha declarado. El premio del concurso asciende a 15.000 dólares, casi 12.900 euros.

Las cinco integrantes provienen de Kisumu, una ciudad en el oeste de Kenia y se llaman a sí mismas "Restauradoras" porque quieren "restablecer la esperanza a las niñas desesperadas", ha explicado Synthia Otieno, que ha participado en el desarrollo.

Casos personales

La ablación es ilegal en Kenia, pero sigue practicándose en muchas tribus del país. Consiste en la eliminación total o parcial de los órganos genitales femeninos. Las creadoras de I-cut pertenecen a la comunidad Luo, que no realiza esta práctica, pero tienen amigas que sí la han sufrido. "Estábamos muy cerca, pero después de ser cortada nunca volvió a la escuela", ha recordado Purity Achieng en referencia a una antigua compañera de clase. "Estaba entre las chicas más inteligentes que conocía", ha añadido.

"Tenemos que aprovechar esta oportunidad como un escalón para el siguiente nivel", ha destacado Ivy Akinyi, una estudiante que quiere convertirse programadora informática. De ellas, de la ONU y de la concienciación internacional depende el fin de un martirio medieval que se practica clandestinamente en pleno siglo XXI.