| 20 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Sociedad limitada

Pedro Sánchez quiere que los ciudadanos olvidemos la ideología de sus socios para limitar su responsabilidad y como buen “trilero” busquemos responsables en otro lado.

| Fernando de Rosa Opinión

Fernando_de_Rosa_1

Según la legislación mercantil española, la sociedad limitada, también conocida como sociedad de responsabilidad limitada, es un tipo de sociedad mercantil que se caracteriza principalmente por limitar la responsabilidad de sus socios.

No voy a hablar en este artículo del ordenamiento jurídico mercantil de España, pero sí de la sociedad que ha puesto en marcha Pedro Sánchez desde la Moncloa. Esa sociedad de responsabilidad limitada la forman su propio partido, el antiguo Partido Socialista Obrero Español, con los comunistas de nuevo cuño, pero de viejas ideas y toda la extrema izquierda de España.

Eso que ahora Sánchez llama espacio “Yolanda Díaz”, para evitar que los españoles recordemos que en nuestro país existe la izquierda extrema y la extrema izquierda, y que es la que nos gobierna como una verdadera sociedad limitada desde el gobierno y el parlamento.

La sociedad gobernante tiene clara cual es su objetivo y sobre todo, quieren limitar su responsabilidad en el caos normativo y económico que está ocasionando al resto de ciudadanos. Quiere conseguir esta sociedad monclovita que los ciudadanos pensemos que sus socios son lo que no son, en un puro juego “trilero”, y que la extrema izquierda no existe en España, para contraponer la existencia de bloques políticos, en la que uno es bueno y el otro malo en sí mismos.

Sánchez y sus cientos de asesores están desde la llegada a la presidencia del Partido Popular de Alberto Nuñez Feijóo, intentando rediseñar su sociedad de responsabilidad limitada, ya que a sus accionistas se les ve claramente cuál es su actividad y el peso de la misma en la política nacional.

La responsabilidad del PSOE en el blanqueamiento de los terroristas está provocando que se esté dejando a chorros la credibilidad ante unos ciudadanos cada vez más cabreados

Así pues, el mayor activo de la sociedad es el PSOE. Este socio mayoritario últimamente no sabe cómo hacer que suba la cotización de sus acciones, porque mientras en Bruselas intentó hasta el último momento evitar que se persiguieran los crímenes de ETA que aún están por esclarecer y al final tuvo que agachar la cabeza ante el escándalo internacional que se estaba formando, el mismo día en el Senado votaban en contra de una moción de UPN para que se condenaran y prohibieran los actos de homenaje a etarras.

Por eso su responsabilidad en el blanqueamiento de los terroristas está provocando que se esté dejando a chorros la credibilidad ante unos ciudadanos cada vez más cabreados con la deriva hacia la izquierda extrema del antiguo espacio socialdemócrata español.

EuropaPress_4321390_vicepresidenta_segunda_ministra_trabajo_economia_social_yolanda_diaz

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz

El segundo socio es el partido comunista “Unidas Podemos”, al frente de los accionistas está Yolanda Díaz que es denominada por sus fans mediáticos la “dama roja”, nombre que ya en sí mismo califica con total claridad el objetivo de la política de este “espacio electoral”, que Sánchez no se atreve a calificar.

Estamos ante un partido claramente de extrema izquierda que no ha dudado en posicionarse con el genocida Putin en la crisis de la invasión de Ucrania, desoyendo las denuncias de delitos contra la humanidad con base a una falsa equidistancia entre verdugo y víctima.

Los independentistas marcan la política a los socios mayoritarios, sobre todo al Partido Socialista, exigiendo en todo momento la aprobación de leyes que cuestionan valores constitucionales y de convivencia

El tercer bloque de la sociedad la conforman los partidos radicales independentistas tanto con base en Baleares, Comunidad Valenciana, Cataluña, como en el País Vasco y Navarra. Estos partidos marcan la política a los socios mayoritarios, sobre todo al Partido Socialista, exigiendo en todo momento la aprobación de leyes que cuestionan valores constitucionales y de convivencia, como ocurrió en su momento con la ley de educación y ahora con la ley de seguridad ciudadana. Este bloque radical siempre está tensionando las costuras democráticas haciendo que el polo de gravedad de la sociedad de la Moncloa gire hacia el lado extremo de la izquierda política.

Por eso Pedro Sánchez quiere que los ciudadanos olvidemos la ideología de sus socios, porque su acción política siempre ha sido limitar su responsabilidad creando la sociedad “Moncloa Sociedad Limitada SL”, y así como buen “trilero” busquemos responsables en otro lado.