| 02 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Alfonso Fernández Mañueco
Alfonso Fernández Mañueco

Ancha es Castilla

“Ancha es Castilla” podemos decir aquellos que nos gusta la libertad, porque una vez más se ha levantado la bandera contra el nuevo tridente que se ha formado por Sánchez, Díaz y Arrimadas.

| Fernando de Rosa Opinión

Fernando_de_Rosa_1

Viendo los resultados de las elecciones autonómicas a las Cortes de Castilla y León me vino a la cabeza la famosa frase: “ancha es Castilla”. No se sabe muy bien cuál es el origen de la cita, aunque se especula a que se remonta a la época de la Reconquista, donde se invitaba a los habitantes de los reinos cristianos a acometer en tierras castellanas nuevas iniciativas de libertad.

Realmente en estos días hemos podido comprobar el alcance de la cita, porque los resultados  en Castilla y León han puesto de manifiesto que  los ciudadanos han optado por  seguir siendo gobernados bajo los principios de la libertad.

No se han plegado al sanchismo que, sin duda, hubiera ahogado los valores castellanos y leoneses de respeto a la honestidad, su implicación en la cultura del esfuerzo y su apuesta sin titubeos por la unidad de España, saliendo con fuerza su alma comunera tal como la describió el escritor Lorenzo Silva en su recomendable libro: “Castellano”.

Lo más absurdo es que los partidos perdedores están criticando al partido ganador afirmando que no ha ganado con suficiente rotundidad. Están intentando reescribir el resultado de las elecciones queriendo extender una cortina de humo sobre su propio fracaso. Lo que se produjo el domingo 13 de febrero fue que el Partido Popular ganó las elecciones y que va a formar gobierno, todo lo demás son escusas de perdedores.

Evidentemente, los resultados han sido claros por mucha manipulación que quieran hacer de los mismos los partidos perdedores, lo contrario es no respetar la voluntad de los ciudadanos en una muestra más del sectarismo de una izquierda que no solamente esconde que ha perdido, sino que quiere encima deslegitimar el triunfo del Partido Popular.

PSOE, Cs y Podemos se atreven a deslegitimar al ganador han sacado 30 escaños y el Partido Popular 31, esa es la realidad y lo demás son simples llantos de “plañideras” que no han sabido convencer a los ciudadanos para que votaran sus candidaturas

El PSOE ha pasado de ser la fuerza más votada a ser la segunda, perdiendo 7 procuradores y 117.000 votos. Ciudadanos ha perdido 11 procuradores quedando con un solo representante, perdiendo 151.000 votos y Podemos a pesar de ir en coalición con Izquierda Unida se ha quedado con un solo procurador. Estos tres partidos que se atreven a deslegitimar al ganador han sacado 30 escaños y el Partido Popular 31, esa es la realidad y lo demás son simples llantos de “plañideras” que no han sabido convencer a los ciudadanos para que votaran sus candidaturas.

Lo sarcástico han sido las declaraciones de los portavoces de los partidos “plañideras”. Así, Adriana Lastra ha afirmado que el resultado electoral ha sido un fracaso absoluto de Casado y Mañueco, pero como la cara es el espejo del alma, todos pudimos ver el rostro de funeral que tenía, sin duda, propiciado por el golpe recibido tras creerse las encuestas del CIS de Tezanos.

Pero lo más surrealista han sido las declaraciones del portavoz de Ciudadanos que se ha atrevido a afirmar, sin sonrojarse, que el resultado del partido naranja ha sido un ¡éxito! Porque el partido no ha desaparecido, cuando la realidad es que ha quedado en un 4.49% de los votos.

Deben pedir perdón

Estos partidos “plañideras” deben pedir perdón a los ciudadanos de Castilla y León por afearles no haber votado como ellos hubieran deseado, porque cada elector ha votado lo que ha estimado conveniente y no lo que querían los partidos políticos “plañideras” y menos lo que hubieran querido los medios de comunicación que apoyan de forma ciega al gobierno socialista y comunista, y ahora a Ciudadanos en pleno hundimiento.

Castilla y León se ha librado, con los votos, de un gobierno “liberticida” y ha puesto un escalón más para desalojar democráticamente a un gobierno que, en su propia hoja de ruta, está empeñado en desmontar la Constitución y el modelo de la Transición.

“Ancha es Castilla” podemos decir todos aquellos que nos gusta la libertad, porque una vez más se ha levantado la bandera contra el nuevo tridente que se ha formado por Pedro Sánchez, Yolanda Díaz e Inés Arrimadas.