| 03 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

De insulto en insulto hasta la derrota final

El Gobierno insulta a todo el que no comulga con él: transportistas, agricultores y hasta las víctimas del terrorismo.

| Fernando de Rosa Opinión

Fernando_de_Rosa_1

En las últimas semanas las calles de distintas ciudades españolas se han visto concentraciones, manifestaciones y protestas de miles de ciudadanos que han mostrado su hartazgo ante un gobierno centrado en salvar su propia imagen, pero sin propuestas eficaces dirigidas a solucionar los problemas cotidianos que asfixian a los españoles.

Hemos visto a transportistas decir que lo primero que exigen a la ministra de Transportes es que les pida perdón por los insultos recibidos. Hemos oído a agricultores acusar al ministro de Agricultura de insultarles por decir que los manifestantes eran señoritos a caballo y hemos visto, incluso, a feministas históricas salir a la calle y exigir a la ministra de Igualdad que deje de criminalizar a las mujeres con sus leyes "trans".

Un claro símbolo de la pérdida de la realidad del Gobierno es el encontronazo producido en el Congreso de los Diputados entre Sánchez y Rufián, en el que el líder independentista le dijo al presidente que “a la izquierda no la entiende nadie”, contestándole Sánchez con su insulto preferido: que ese era un discurso “ultraderechista”.

Pero lo peor de todo, por lo que representa, ha sido lo ocurrido en la manifestación convocada por la Asociación de víctimas del terrorismo que recorrió las calles de Madrid el pasado sábado. En dicho acto su presidenta ha declarado que a petición de las víctimas iba a retirar la medalla que le concedieron al ministro Marlaska en 2017, por la traición consumada al pactar con Bildu, los acercamientos y excarcelaciones de etarras impulsadas por el ministerio del interior, lo cual es considerado un insulto a la memoria y dignidad de las víctimas.

Marlaska ha olvidado a las víctimas y las víctimas quieren olvidarse de él. Sin duda, el magistrado llegado a ministro debería tener presente las palabras de san Juan Pablo II, víctima también del terror, que afirmó que el terrorismo nace del odio, se basa en el desprecio de la vida del hombre y es un auténtico crimen contra la humanidad.

Marlaska insulta a las víctimas de ETA

El ministro Marlaska ha insultado a las víctimas del delito con sus medidas en favor de los asesinos, olvidando que deben evitarse falsas equidistancias morales o políticas, ambigüedades o neutralidades valorativas, y en toda acción gubernativa ética debe recogerse con absoluta claridad la existencia de víctimas y terroristas, quien ha sufrido el daño y quien lo ha causado. Es necesario que se favorezca un desenlace en el que las víctimas se sientan apoyadas y respetadas, sin que quepa justificación alguna del terrorismo y de los terroristas.

Las víctimas conocen las 31 recomendaciones contenidas en el informe elaborado por una delegación de siete miembros de la comisión de peticiones del Parlamento Europeo, tras la visita realizada a España entre el 3 y el 5 de noviembre pasados. En las mismas, se solicita a España investigar los 379 asesinatos de ETA sin resolver y acabar con los homenajes a los etarras liberados. Igualmente  los eurodiputados proponen “crear una comisión de juristas para elaborar un informe detallado sobre cada uno de los expedientes de las víctimas de ETA cuyos casos aún no se han resuelto”.

El informe del Parlamento Europeo es demoledor. Insta a investigar los crímenes sin resolver, a procesar a los inductores de los asesinatos, además de castigar los homenajes, pero ¿qué va a hacer Marlaska?

En dicho informe se dice literalmente que hay que investigar a los terroristas y a sus inductores “para que los miembros de la dirección de ETA en el momento en que se cometieron los distintos atentados no resueltos puedan ser procesados como los instigadores y prescriptores de la orden”, en clara referencia a Otegi y demás líderes de Bildu, socio preferente del gobierno.

También se pronuncian en dicho informe sobre los homenajes a los etarras excarcelados en España, y recomiendan que se evite “la glorificación pública de los terroristas condenados cuando salen de la cárcel, debido al dolor y la victimización secundaria que esto supone para las víctimas del terrorismo”.

 La pregunta que nos hacemos muchos ciudadanos es ¿qué va a hacer Marlaska con esta exigencia del Parlamento Europeo? Las víctimas ya han respondido quitándole la medalla que le concedieron en 2017, saben que no va a hacer nada. El Gobierno va de “insulto en insulto” hasta la derrota final.