23 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Miquel Iceta y Pablo Echenique

Alud de críticas y sospechas por la polémica vacunación de Iceta y Echenique

Los dos dirigentes ya han recibido su dosis, por indicación de las autoridades y sin esconderlo, pero en un país con millones de ancianos aún sin vacunar.

| Mr. Meme Opinión

 

Miquel Iceta ya está vacunado. Y Pablo Echenique también. Ambos lo han contado ellos mismos, explicando cómo recibieron sendos avisos de las "autoridades sanitarias" para personarse en sus centros de salud respectivos y proceder a su inmunización.

Ni lo han escondido ni, al parecer, contradicen norma alguna: en un caso como probable receptor de la vacuna de AstraZeneca que solo se inyecta a los mayores de 65 años y, en el otro, por su situación de dependiente. Eso sí, ninguno de los dos ha aclarado qué tipo de vacuna recibió.

Hasta ahí, podría parecer normal, de no ser por un detalle nada baladí: en España muy poca gente está vacuna y hay millones de mayores que no han recibido la primera dosis. En concreto, apenas hay dos millones de españoles con el tratamiento completo de dos "raciones", y otro 2.5 millones que al menos ha recibido la primera.

 

Teniendo en cuenta que la mortalidad en los mayores de 70 años supera el 80% de los fallecidos totales y, además, recordando que el baile de edades y vetos con la vacuna AstraZeneca ha sido tremendo (en unos países se vetó temporalmente, en otros se administra a cualquier edad), la polémica estaba servida en forma de pregunta: ¿Por qué se está vacunando a gente tan joven, con los mayores en la cola, si los riesgos máximos de letalidad están en la tercera edad?

 

 

 

Ese mensaje de una tuitera es uno entre decenas que también se sorprenden de que un ministro "joven" haya sido atendido ya mientras tantos abuelos expuestos siguen esperando la cita de Sanidad, después de un año durísimo y con la cuarta ola a la vuelta de la esquina. Y la polémica creció al conocerse que el portavoz de Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, también había sido ya tratado:

 

 

 

No se puede afirmar, en apariencia, que ninguno de los dos haya disfrutado de un privilegio por su cargo político, pero desde luego que el debate sobre si lo legal es además legítimo, es de lo más procedente: los que mueren son los mayores, y quizá la edad debiera ser el primer y único requisito mientras llegan las vacunas en abundancia.