| 02 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Irene Montero y Mónica Oltra
Irene Montero y Mónica Oltra

Irene, Mónica y Plutarco

Tanto la ministra de Igualdad como le ex-vicepresidenta valenciana han desarrollado “vidas políticas” paralelas: ideologías peligrosas con medidas deleznables que acaban saliendo a la luz

| Fernando de Rosa Opinión

Fernando_de_Rosa_1

Plutarco fue un filósofo griego que escribió a finales del siglo I y principios del siglo II, la colección biográfica denominada “vidas paralelas”, en la que quiso describir la vida de distintas personas destacando su carácter moral y sobre todo, la educación y la naturaleza del personaje.

Plutarco afirmaba que: “Un lance fútil, una palabra, algún juego aclara más las cosas sobre las disposiciones naturales de los hombres que las grandes batallas ganadas”. Esta obra y su contenido debería ampliarse con dos nuevos personajes que tienen vidas paralelas: Irene Montero y Mónica Oltra, la Ministra de Igualdad del Gobierno de España y la que fue vicepresidenta del Gobierno valenciano, respectivamente. 

La primera coincidencia en ese “mundo paralelo” donde se desenvuelven es que ambas políticas militan en movimientos comunistas, pero para esconder dicha ideología, que tiene un amplio rechazo social, utilizan términos como “Unidas Podemos” o “Compromís”, coaliciones con las que se han presentado a las elecciones, y con las que han accedido a puestos de gobierno nacional y autonómico respectivamente.

También es coincidente su acción política ya que tanto Irene como Mónica han hecho de la pancarta y los “escraches” su medio para atemorizar y destruir políticamente a su adversario político, convirtiendo al oponente como objetivo a batir y provocar su expulsión de la vida política.

No podemos olvidar cómo la Ministra de Igualdad se fogueó como activista en los movimientos callejeros del 15-M y la plataforma de “afectados por la hipoteca”. Lo irónico es que años después, la ministra adquirió una vivienda mediante una hipoteca de 540.000€ concedida a pagar en un plazo de 30 años por parte de una cooperativa de crédito, cifra y plazo que no está al alcance de todos los españoles, y si no, que cada uno haga cuentas de sus hipotecas y préstamos.

La exvicepresidenta valenciana inició su militancia en Esquerra Unida del País Valencià y se dedicó a lucir camisetas contra el presidente Camps y la alcaldesa Rita Barberá, fomentando los “escraches” en sus domicilios particulares. Lo curioso es que la misma Oltra, que utilizaba dichas camisetas para presionar a sus oponentes, llegó a protestar cuando se sacaron camisetas en las Cortes valencianas contra ella a raíz del caso de abusos sexuales de su exmarido, afirmando que: “Hay una diferencia entre camisetas reivindicativas y calumnias”, ¡cuando ella atacaba era libertad de expresión y cuando le atacaban a ella era calumnia! Siempre la doble vara de medir de la izquierda.

También ambas políticas han hecho del feminismo un eslogan y se han autoerigido en líderes de la protección de la mujer contra cualquier tipo de agresión, y que a la hora de la verdad han causado un grave daño a la dignidad de las mujeres.

"Irene Montero quiso con su ley del “solo sí es sí” ponerse a la cabeza de la pancarta tras el juicio de “la manada”, y el resultado ha sido que, por culpa de su soberbia y no querer hacer caso de los expertos, cientos de sentencias de condenas de agresores sexuales y pederastas se estén revisando con rebajas de condenas"

Irene Montero quiso con su ley del “solo sí es sí” ponerse a la cabeza de la pancarta tras el juicio de “la manada”, y el resultado ha sido que, por culpa de su soberbia y no querer hacer caso de los expertos, cientos de sentencias de condenas de agresores sexuales y pederastas se estén revisando con rebajas de condenas y que al menos una decena de delincuentes, por el momento, hayan quedado en libertad, causando una gran angustia y miedo a las víctimas de estos delitos. 

Mónica Oltra está siendo investigada por la Justicia valenciana, por supuesto encubrimiento del delito de agresión sexual a una menor por el que fue condenado su exmarido. Así pues, una niña fue perseguida presuntamente por la Conselleria que gestionaba Oltra, haciéndose informes para restarle credibilidad. Lo de “hermana yo si te creo” valía salvo si se trataba de la niña valenciana.

Ambos personajes han tenido un inicio paralelo, se han desenvuelto en política con métodos paralelos y están teniendo un final paralelo al estar enredadas en casos que han supuesto un retroceso en la defensa de la dignidad de la mujer. Por tanto, Irene y Mónica tienen biografías dignas de estudio y de formar parte de la obra de Plutarco “vidas paralelas”, donde se describe magistralmente cómo la naturaleza humana es implacable aunque se intente ocultar.