13 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ayuso durante la presentación del programa social del PP.

El rompecabezas madrileño

¿Qué pasará? ¿Habrá mayoría? ¿Será absoluta? Más preguntas que respuestas, más especulaciones que encuestas. ¿Cómo será el gobierno de la Comunidad?

| Liusivaya Opinión

 

Las constantes especulaciones sobre los posibles escenarios en Madrid llevan ya más de un mes rondando las cabezas de todos y cada uno de los partidos con representación en la Asamblea. ¿Qué pasará? ¿Habrá mayoría? ¿Será absoluta? Más preguntas que respuestas, más especulaciones que encuestas. ¿Cómo será el gobierno de la Comunidad? ¿Apoyarán los madrileños un Gabilondo-Iglesias o volverán a apostar por Ayuso? Y sobre todo: ¿Qué es lo que vendría mejor a cada partido?

Mientras Isabel Díaz Ayuso está claro que sigue albergando esperanzas para obtener la ansiada mayoría absoluta para empezar por fin a preparar su partido para las próximas generales, Gabilondo (¿o debería decir Pedro Sánchez?) intenta salvar los muebles. Porque una vez fallido el plan Robles, Iván Redondo parece haber preferido dejar de lado todo tipo de planes. Porque para presentar a Ángel Gabilondo es mejor ir sin plan. Directamente.

Para presentar a Gabilondo es mejor ir sin plan

¿Pero y qué pasa con el resto? Más Madrid necesita aguantar la plaza: quedarse por debajo de la formación de Iglesias supondría para la formación de Errejón la muerte política definitiva. Ya no hay Más País, así que el Más Madrid hay que cuidarlo como sea. No vaya a ser que tenga que sobrevivir Íñigo a base de probar todo tipo de jornadas laborales de menos de 5 días y los 50 millones que le fueron concedidos para tal fin difícilmente duren toda la vida. Y menos aún si encima tiene que pagar con ese dinero el perreo político de Mónica García, que el día que más de progresista se levanta no tiene una idea mejor que la de desmantelar hospitales públicos.

De Ciudadanos ni hablamos. Muy probablemente no superen el umbral del 5%. Cosa que Unidas Podemos muy probablemente sí que haga. Aunque Pablo Iglesias más que con salir elegido cuenta con intentar ser clave en un posible frente popular y retorcer al soso y serio de Gabilondo hasta que ceda: primero a subir los impuestos y después directamente el sillón.

Aunque la decisión más difícil, sin duda alguna, la tiene Vox. De ella muy probablemente dependerá no solo su futuro político a nivel autonómico sino también a nivel nacional. Porque entrar a gobernar con Ayuso supondría para ellos el no poder hacer campaña contra ella dentro de dos años, pues para los ciudadanos no tendrá ningún sentido que critique el gobierno del que llegó a formar parte. De modo que podría darse la paradoja de que la formación de Abascal deseara la mayoría absoluta de Ayuso incluso más que ella misma.