| 23 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Kiko está cerca de ser feliz. Pero aún le queda
Kiko está cerca de ser feliz. Pero aún le queda

Kiko Rivera, problemas familiares y amenazado por montajes "porno" del pasado

El DJ intenta estar centrado en su música, su familia y el nuevo miembro que está por llegar. Pero, parece, que algunos no quieren darle esa tranquilidad y se dedican a remover ciertos lodos

| Mar Yuste Opinión

Chabelita Pantoja es de esas personas que, abre la boca, y sube el pan. Tan sólo hay que recordar la entrevista que la hija de Isabel Pantoja concedió hace una semana y en la que no dudó, ante el sillón de Jorge Javier Vázquez, en poner los puntos sobre las íes.

Que si su relación con Kiko es nula, que si no se habla con su madre o que si la tonadillera le dio a elegir entre Alberto Isla, su –de nuevo- pareja y padre del pequeño Albertito… Un sinfín de intimidades que, para gustarles (o eso dicen), lavar los trapos en casa, bien aireaditos se quedaron.

El caso es que, al final, pasa en esta historia como siempre, que es a Kiko al que le toca ir recogiendo los pedazos rotos que quedan tras las salidas de tono su hermana. Ahora nos queremos con locura y ahora nos odiamos. Pero la que siempre sufre por ello es Isabel Pantoja madre.

Kiko se encuentra de nuevo en Cantora, al calor de la chimenea de la casa que les dejo Francisco Rivera, Paquirri, y que le ha visto crecer. Isabel sigue en su encierro, rota por el comportamiento (de nuevo, una vez más) de su hija Chabellta y por haberse convertido en pábulo de rumores y comentarios.

Algo que hasta Anabel Pantoja está intentando que su tía perdone. Pero Isabel e Isabelita son dos cabezotas de mucho cuidado. Y, mientras, Kiko con nuevos problemas.

Dura situación

El hermano de Cayetano y Fran Rivera, con los que se prodiga en palabras cariñosas a través de Redes Sociales –no como con su hermana Chabelita- intenta estar centrado en su música, sus viajes y su nueva imagen.

Mucho más delgado, Kiko quiere olvidarse de los rumores que le persiguen. En algunos de ellos se habla de que su manager, Fran supuestamente le ha traicionado al más puro estilo que se le atribuye a Toño con su Belén Esteban. Algo que se ha encargado de negar Irene Rosales en la puerta de su casa y para Europa Press. Unos rumores que no saben de dónde han salido.

Pero lo que todavía está por negar, o por demostrar, son las últimas declaraciones de María Lapiedra en las que habla de cómo Kiko y ella hicieron un sonado montaje para conseguir más protagonismo y, por supuesto, dinero.

Las palabras de Lapiedra son bastante hirientes, llegando a especular sobre que “me daba asco liarme con él, pero bebiendo tus cositas todo cambia…”. Una frase nada acertada pero que, seguro, le vuelve a dar protagonismo a la ex actriz porno y a Kiko más de un quebradero de cabeza.