| 06 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Ana Rosa Quintana
Ana Rosa Quintana

Ana Rosa da una lección a Irene Montero de lo que es "violencia política"

La ministras de Igualdad no para de definir como "violencia política" todas las críticas que recibe pero la presentadora de Telecinco ha enumerado otras formas de violencia.

| Mr. Meme Opinión

Irene Montero ha englobado bajo el nombre de "violencia política" todas las críticas que recibe. No discrimina el insulto de las posiciones contrarias. Todo es violencia. Por ello, este lunes Ana Rosa Quintana ha definido otras formas de "violencia política" pero no la ejercida contra los políticos, sino la que los dirigentes y miembros de su formación ejercen contra los demás.

La presentadora de Telecinco ha iniciado su programa con un pequeño pero contundente monólogo, que aflora los desastres del Gobierno y de alguna de las personas que orbitan alrededor, como Pablo Iglesias, y que, de algún modo, también son, a juicio de Ana Rosa, violencia política.

 

"Violencia política son las colas del hambre cada vez más largas. Violencia política es que el 45% de los jóvenes no cobran ni 1000 euros. Violencia política es que las familias españolas más vulnerables destinen un 35% de renta a pagar la luz, el gas y los alimentos", ha dicho la presentadora, poniendo de relieve la delicada situación económica a la que se enfrentan los españoles cada día y ante lo que el Gobierno no hace nada. 

Pero la "violencia política", además, forma parte de la forma de Gobiernar o de entender la política por parte de Podemos, ya que según ha dicho Ana Rosa, también lo es  "insultar a una vicepresidenta". Por no decir la obsesión que tienen los morados, sobre todo Pablo Iglesias, con los medios, pues  "violencia política es hacer vídeos de campaña señalando a periodistas críticos, entre los que me encuentro", ha recordado la presentadora.

Y para rematar, ha añadido que violencia política es gastarse un millón de euros de dinero público difamando a presentadores no afines", en referencia a la polémica campaña del MInisterio de Igualdad que señala al propio Pablo Motos, por no olvidar que "violencia política es considerar a Otegi un hombre de paz".