| 18 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Miguel Barroso y Jesús Cintora
Miguel Barroso y Jesús Cintora

La mano de Barroso en "El País": lo que oculta sobre Cintora... y Contreras

La ruidosa salida de TVE del conductor de "Las cosas claras" tiene una letra pequeña muy ostentosa y encierra claves políticas de primera fila con protagonistas muy reconocibles.

| Roberto Anguix Opinión


El final de ‘Las Cosas Claras’ y de Jesús Cintora en TVE es una derrota sin paliativos de Unidas Podemos. Se entiende el enfado del partido morado, que ha visto cómo su apuesta ha caído mientras otros usan el diario de Prisa y sus amistades para ‘blanquearse’.

Días atrás, ESdiario daba unas pinceladas sobre el papel de Miguel Barroso, exasesor de ZP, en el Gobierno Sánchez. Esta vez, no desde un despacho de La Moncloa, sino desde la empresa privada. Algunos, por cierto, se subieron al carro. Enhorabuena. Siempre nos gustó abrir trochas.

Ahora, con la salida de Jesús Cintora de TVE, todo se está acelerando. Por ejemplo, la campaña de Unidas Podemos para salvar a su periodista de cabecera. Ante lo inevitable, el partido morado intenta que los muebles no queden muy achicharrados alentando la conspiranoia de una persecución política.

 

Un contubernio entre PP y PSOE, con Pérez Tornero, UGT y el resto de sindicatos (salvo, por lazo familiar, la podemizada sección sindical de CC.OO en la Corporación), más grupos privados, en lo social. A Cintora, ya se sabe, le va el victimismo desde que lo laminaron de la SER cuando cayó Pepiño. Siempre es bueno ver que algunas cosas no cambian.

Pero lo llamativo, ahora, es observar cómo se intenta salvar de la quema al productor José Miguel Contreras a través de las páginas de El País, donde la plantilla sabe perfectamente lo que manda ahora (y es mucho) Miguel Barroso. Esto, sumado a un desarrollado instinto de supervivencia, produce monstruos -y no los de Goya- como el que se leyó el otro día sobre el final de ‘Las Cosas Claras’.

¿Puede mencionarse La Coproductora como productora del programa sin decir el nombre de José Miguel Contreras, persona muy cercana a un destacado dirigente de Prisa como Barroso?

No deja de ser curioso observar a una redactora que se odia cordialmente con el productor de ‘Las Cosas Claras’ (y viceversa, sabiéndolo todo el mundillo del periodismo televisivo) firmar un panegírico del programa. Llama tanto la atención como algunas ausencias.

Por ejemplo, que se obvie el origen del programa como una exigencia política de la cuota Unidas Podemos en el Gobierno. O la ausencia de referencias a las múltiples polémicas en que se ha visto envuelto, tanto internas (críticas al sensacionalismo, de Rajoy a las niñas de Canarias y José Luis Moreno) como externas. Sin olvidar los datos de audiencia, que a pesar de lo pregonado por Unidas Podemos, prueban que, salvo días puntuales, ‘Las Cosas Claras’ no cumple objetivos.

Los tejemanejes en TVE

Más cuestiones: ¿Cómo se puede destacar el apoyo al programa de la sección sindical de CC.OO obviando que éste se vincula con la relación familiar de su líder en la Corporación con uno de los miembros más destacados de la cúpula del partido morado? ¿En serio puede no hacerse mención alguna a las críticas de numerosos profesionales de TVE, muchos vinculados a la izquierda, cuestionando la externalización, la plantilla de comisarios políticos y las formas de Cintora? 

Sigamos: ¿puede mencionarse La Coproductora como productora del programa sin decir el nombre de José Miguel Contreras, persona muy cercana a un destacado dirigente de Prisa como Barroso, que, por cierto, habría sido importante a la hora de mantener la facturación de dicha empresa con la televisión pública?

 

¿Puede tomarse en serio un reportaje que sigue el argumentario de CC.OO y compara el coste de ‘Las Cosas Claras’ con un concurso como ‘El Cazador’ o un programa de mayor duración y distinta franja como ‘La Hora de La 1’?

Pero, sobre todo, ¿puede ponerse en duda que desde el minuto uno del mandato de José Manuel Pérez Tornero éste dejó claro que el comodín del ‘info-entretenimiento’, usado para control político de la información y lucro de terceros, iba a ser desterrado de la Corporación? Podríamos seguir pero, ¿para qué? Ha quedado claro quién manda en Prisa-‘El País’ y cómo se está en la operación salvar al soldado José Miguel (Contreras).