| 29 de Junio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

La SER tiene un problema y todos miran hacia una persona tras el EGM

Los resultados del EGM han dejado un sabor agrio en la emisora de Prisa. Oficialmente, hay que dar tiempo a los cambios. Los datos preocupan y se le endosa la responsabilidad a un nombre.

| Roberto Anguix Opinión

Tirios_buena

Los datos del Estudio General de Medios (EGM) han caído como una mazazo en la SER. A pesar de continuar siendo la emisora líder y de haber asumido, de manera preventiva, una pérdida de oyentes por los cambios de esta temporada, el resultado ha ido más lejos de lo esperado.

Y es que la caída de oyentes supera, según señalan fuentes internas de la cadena, a las estimaciones previstas. La sensación, de hecho, es de inquietud: ni Aimar Bretos ni Angels Barceló frenan la caída de audiencia. Todo lo contrario: la han acentuado.

De ambos ejemplos, el de Bretos es precisamente el más preocupante. El locutor, que comenzó esta temporada haciendo una llamativa apuesta por la radio cercana en unos momentos en que la SER está restringiendo la apuesta por las emisoras locales, no termina de alcanzar las cifras de su antecesora, Pepa Bueno.

Sí, Bretos mantiene un liderazgo que en el sector se achaca a los réditos de su predecesora, Bueno, y a la potencia de la marca SER. Pero en la cadena no se escapa que ha bajado el listón del millón de oyentes (989.000) y que el “tirón” del locutor sustituto de Bueno no acaba de ser el esperado.

En todo este asunto, que es la comidilla oficiosa de la SER estas Navidades, todo el mundo mira hacia una persona: Sira Fernández. La directora de Antena y Programas de la emisora se ha enfrentado a su primer EGM y, según valoración general, ha salido dejándose pelos en la gatera.