| 22 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Jaume Roures
Jaume Roures

Sánchez frena las peticiones de Iglesias para que reciba a su amigo Roures

El polémico empresario, partidario del procés y cercano a Podemos, espera 300 millones de ayudas públicas mientras avala con 30 a Laporta para hacerse con el Barça.

| Roberto Anguix Opinión


La relación entre el candidato de Unidas Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid y el controvertido empresario Jaume Roures alcanza niveles de amistad íntima. Pero, ahora, ha ido más lejos, rozando la labor de ‘lobby’ en unos momentos en que el benefactor de Podemos necesita ayuda.

Pedro Sánchez se ha negado a recibir, hasta ahora, a Roures en La Moncloa. El presidente del Gobierno no ha querido atender hasta el momento las peticiones que le ha trasladado su vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, según señalan fuentes cercanas al Ejecutivo.

Al parecer, Iglesias ha pedido en varias ocasiones a Sánchez que recibiera al empresario, amigo suyo y de otros altos dirigentes de Unidas Podemos como Juan Carlos Monedero.

 

El rechazo de Sánchez estaría justificado no sólo en el hecho de que Roures está considerado un benefactor del partido morado, sino en la cantidad de polémicas que acumula. La negativa tendría que ver con cuestiones como el hecho de haber sido señalado como uno de los pilares del ‘procès’ catalán en 2017 (montó el Centro de Prensa en Barcelona, entre otros asuntos) o sus problemas con la Justicia estadounidense por sobornos, solventado a golpe de talonario con un pacto con la Fiscalía de EE.UU.

Apoyo a Laporta

El interés de Iglesias por que Sánchez recibiese a Roures también estaría relacionado con el hecho de que su holding, Mediapro, se haya planteado recurrir a la SEPI para solicitar ayudas públicas por valor de 300 millones de euros.

Una petición llamativa si se tiene en cuenta que Mediapro no ha dudado en aportar 30 millones de euros para el aval del nuevo presidente del F.C. Barcelona, Joan Laporta, cifrado en 124,6 millones de euros.

Esto resulta muchísimo más llamativo todavía si se tiene en cuenta que Roures controla las retransmisiones del fútbol español y mantiene una estrecha relación con el presidente de la Liga Nacional de Fútbol Profesional, Javier Tebas, pese a la ideología de derecha dura de éste, antiguo mando de Fuerza Joven (juventudes de Fuerza Nueva) en Aragón.

Ahora, además de ser el “amo” de las retransmisiones, también quita y pone presidentes de clubes con los que luego tiene que negociar.