| 05 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Por qué Podemos se acuerda ahora de los 'abuelos'

Hace dos años, los jubilados eran culpables de evitar el cambio en España por votar en masa a PP o PSOE. Lo dijo Podemos, que ha cambiado para seducirles y utilizarles contra sus rivales.

| Marco Ballesteros Opinión

"Si en España sólo votase la gente menor de 45 años, Iglesias ya sería presidente del Gobierno". Lo dijo en 2016 Carolina Bescansa, entonces flamante secretaria de Análisis Político y hoy una de las purgadas más célebre de la dirección del partido.

Su diagnóstico, o su queja, ponía letra a una música que siempre se ha tocado en Podemos, con poca sutileza: los viejos. "Lo de los abuelos nos desespera", llegó a decir sin ambages el propio Iglesias en una entrevista con el periodista Enric Juliana, expresando un recelo muy extendido en la cúpula de su partido que otros, como Juan Carlos Monedero, decían con ninguna delicadeza: la manera de evitar fenómenos como "la ultraderecha" era reducir la edad de votar hasta los 16 años. Es decir, que los ancianos dejaran de incordiar.

 

 

Todo tiene una explicación. Casi nadie a partir de cierta edad, vota a Iglesias. El último barómetro del CIS lo reiteraba: el PP multiplica por diez a Podemos el apoyo de los mayores de 65; y el PSOE casi por siete. Sólo un 3% de los españoles en esa franja de edad respalda a la formación morada, una cifra ridícula para pelear por victoria alguna, especialmente en un país donde crece la esperanza de vida y sube el número de pensionistas.

En las últimas Generales, la alarma sonó en Podemos definitivamente: pese a ir en coalición con IU, logró los mismos 71 diputados que seis meses antes, y le añadió la pérdida de más de un millón de votos. Los sénior, que nunca habían estado cerca, estaban definitivamente lejos.

Encabezar la protesta

Eso explica la iracunda reacción inicial, culpando a los mayores de una especie de boicot al 'cambio', pero también el giro copernicano de ahora, con Podemos intentando impulsar y encabezar las manifestaciones de jubilados en pos de una mejor pensión.

 

 

Con Zapatero se congelaron las mensualidades y se subió la edad para dejar de trabajar hasta los 67 años. Ahora, pese a que los pagos alcanzan el 11.5% del PIB (tres puntos más que hace una década) y la pensión media es muy parecida al salario medio y llega a los 1.077 euros; la calle arde.

Un 15M de yayos

Y detrás está Podemos, de algún modo poco disimulado. La portavoz de la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones es una militante de En Marea, la filial gallega del partido morado, de nombre Victoria Portas. Y el secretario de Organización, Pablo Echenique, hizo un anuncio hace apenas unos días que ahora cobra sentido: "(nos espera) una primavera de movilizaciones.

En 2016 Iglesias quería bajar la edad para votar, ampliar a 400 el número de diputados y estigmatizar a los jubilados como rehenes de PP y PSOE. Hoy todo eso ha cambiado y el plan es otro: encabezar, si se dejan, un especie de "15M de yayos".