24 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
María José Campanario está cambiando, y mucho

Radical cambio de Campanario en su primera escapada de la clínica

La mujer de Jesulín ha hecho una pequeña “escapada” de la clínica en la que se encuentra. La sorpresa no sólo ha sido su salida, si no algo más que no ha dudado en mostrar a los curiosos.

| Mar Yuste Opinión

La situación personal por la que está atravesando María José Campanario es muy delicada. Cuando hace unos meses, vía revista Hola, Jesús y ella evidenciaban la felicidad que irradiaba su matrimonio, nada hacía presagiar cómo se iba a teñir de gris el buen momento por el que atravesaban.

Después de superar cosas muy difíciles, como el juicio contra la enemiga de Belén Esteban y su posterior condena o la lejanía de María José en Oporto para terminar sus estudios, éste es un nuevo brete en su relación.

Pero ahora se les ve más unidos que nunca y luchando juntos para afrontar la delicada situación por la que atraviesa María José. Y así, precisamente, para sorpresa de muchos, acabamos de verlos estos días. Pero con un gran cambio

Ingreso voluntario

Recordemos que la “madrastra” de Andrea Janeiro Esteban se encuentra ingresada y recibiendo tratamiento en la clínica El Seranil en Benajarafe, Málaga. La fibromialgia que padece la Campa, y por la que ha tenido que estar ingresada en hospitales en otras ocasiones, es la causa de su estancia en la ciudad andaluza.

Los dolores que origina esta enfermedad han derivado en que la mujer de Jesús necesite estar en El Seranil para que le regulen la medicación del dolor, el sueño y la alimentación.

Pero la sorpresa ha venido en el cambio tan radical que María José ha experimentado durante su estancia en la citada clínica. Se ha dejado ver con una larga melena y un rubio demasiado artificial. Una imagen algo alejada a la que nos tenía acostumbrados.

Jesús la ha recogido para celebrar, de forma muy discreta, el aniversario de boda que, antaño, los dos prometían conmemorar por todo lo alto. Ahora, se ha quedado en algo mucho más discreto. Por el momento.