07 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad

Bienvenido, Mr Sánchez

El Gobierno actual es verdaderamente digno de análisis. Aunque más que un politólogo, me temo que dicho análisis tendría que realizarlo un reputado cineasta

| Liusivaya Opinión

Los gobiernos, independientemente de su color político y tamaño ministerial, son entes mágicos, casi místicos que los politólogos (¡y las politólogas!, no vaya a ser que me lea alguien de ahí arriba y por escribir artículos tan frívolamente poco inclusivos más que ganarme el pan, termine ganándome una multa) adoramos analizar con detenimiento. Sobre todo los apasionados por la comunicación política.

El Gobierno actual en este sentido es verdaderamente digno de análisis. Aunque más que un politólogo, me temo que dicho análisis tendría que realizarlo un reputado cineasta, pues más que realidad política lo que escenifica ante nuestros ojos el Gobierno de Sánchez es una película.

Una de esas bien ambiguas, hechas en las mejores tradiciones metafóricas de ese cine psicodélico del que todos hablan y que pocos entiendes. Una de esas que no se sabe a ciencia cierta si es una obra de arte moderno porque lo mal que parece estar hecha no es más que la genialidad del guion o si es, por el contrario, un monumento a la cutrez más rancia donde todo se cae y nada lo hace en el momento ni en el lugar oportuno.

Tiene que ser una genialidad. Porque nadie puede ser tan sumamente torpe y tan sumamente cutre como para coger la primer remesa de unas vacunas enviadas por la Unión Europea, ponerle una enorme pegatina que rece “Gobierno de España” como si más que cortesía de la Unión fuera el descubrimiento del año el Gobierno español, hacerle un book completo a la caja en cuestión y distribuir dichas imágenes por todos los medios y a todos los medios. Nadie es tan cutre… ¿O sí?

Y es que esa caja, como todo lo que termina organizando el Gobierno de la gente que no se preocupa por España, es la viva imagen del país que nos ha tocado ver hundirse: un enorme palet que simboliza lo que necesitamos, una minúscula caja que apenas ocupa un 20% de su superficie que simboliza lo que tenemos, una pegatina de “Gobierno de España” que simboliza a quién le tenemos que agradecer la falta de existencias y los periodistas del régimen, dando saltitos alrededor, que simbolizan lo bien que nos van a terminar vendiendo todo este bochorno.

En definitiva, lo que tenemos en España más que un mal Gobierno parece una buena comedia: todo está pensado para que nos riamos un rato y abandonemos el cine con una enorme sonrisa. Solo que esta película por alguna razón no deja de repetirse una y otra vez… ¿Seguro que no será de terror?