25 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad

¿Alguien va a poner remedio al escándalo del recibo de la luz?

Más que la subida del recibo de este mes, que también, el abuso padre sigue siendo el Iva que nos cargan

| Ely del Valle Opinión

 

Es una lucha que parece evidente pero que no hay manera de que fructifique. Me refiero a la del IVA del recibo eléctrico. Que el bien de primera necesidad por excelencia, que es poder tener luz en casa, siga estando grabado con el 21% – impuesto que además se cobra sobre el resto de impuestos que ya están contenidos dentro del propio recibo – es una vergüenza, aparte de que seguramente también es una ilegalidad, a la que se debería meter mano en vez de andar vendiendo como un triunfo la bajada de este impuesto en otros productos sin los que, si somos serios, hay que reconocer que se puede vivir perfectamente. Afortunadamente, en nuestro país nadie se muere de hambre por no tener una barra de pan o por pagar un poco más por unos tampones; por falta de electricidad, con lo que eso implica en unos días gélidos como estos de invierno, sí puede haber consecuencias graves para la salud.

El IVA del recibo de la luz sigue siendo una vergüenza nacional

Pues bien, no solo seguimos pagando todos ese exceso impositivo inmerso en un recibo en el que solo falta incluir la gasolina del Falcon del presidente del Gobierno, sino que además, aprovechando la nevada histórica que ha dejado tiritando a medio país, la electricidad ha alcanzado su precio máximo histórico precisamente cuando más falta nos hace.

Todos entendemos que los precios se alteran por la ley de la oferta y la demanda o lo que es lo mismo: que a más demanda, la oferta se encarece, pero hay bienes que más que de consumo son de supervivencia y no nos vale que la ministra Ribera le quite importancia a esos euros de más que habrá que pagar en el recibo de este enero porque lo que hay que quitar, de una vez por todas, es ese IVA de artículo de lujo que se nos aplica en algo que de lujo tiene muy poco.