| 20 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Juan Luis Cebrián y Pedro Sänchez
Juan Luis Cebrián y Pedro Sänchez

Juan Luis Cebrián se desquita con Sánchez y las "estupideces" que dice

El histórico director de El País y Prisa ajusta cuentas con el presidente del Gobierno en un encuentro en ABC con Luis María Anson que no deja títere con cabeza.

| Roberto Anguix Opinión

El histórico director de El País y factótum del Grupo Prisa durante lustros, Juan Luis Cebrián, vive momentos de ostracismo en la casa que contribuyó a convertir en el primer grupo mediático en español.

Y buena parte de su declive coincide con el auge de Pedro Sánchez, el presidente socialista cuya primera investidura coincidió, casi a la misma hora, con la eliminación del "cebrianismo" del periódico icónico de la izquierda histórica española.

Las diferencias de Cebrián con Sánchez y "su PSOE" son públicas y notorias, y alcanzaron el cénit bajo la dirección de Antonio Caño, destituido fulminante con la llegada de Sánchez a la Moncloa y la evidente confrontación del nuevo Gobierno con la "vieja Prisa" de Cebrián y el PSOE de Felipe González, Alfonso Guerra y los clásicos socialistas del 78.

 

Con ese bagaje se ha sentado Cebrián en un foto de ABC con su viejo enemigo del periódico rival, Luis María Anson, en un debate oficiado por el director del rotativo monárquico, Julián Quirós, que ha mostrado a ambos periodistas con una cercanía imposible de creer en los tiempos en que, allá por los 80 y 90, mantenían una feroz disputa.

Y en ese contexto, Cebrián ha aprovechado para lanzar un misil de flotación al presidente socialista, a su Gobierno con Podemos y a la política de revancha que a su juicio encabezan de uno años para acá, resumida en la estigmatización de toda personalidad, política, intelectual o periodística, que se atreva a discutir el "sanchismo".

Las "estupideces" de Sánchez

"¡Y dicen que aquí no hay democracia! Otra cosa que creo es que los intelectuales han sido literalmente expulsados de la política por la clase política. Ahora resulta que aquí es fascista todo el mundo: Fernando Savater, Félix de Azúa, Andrés Trapiello, Joaquín Leguina, Javier Marías... Todo el que disiente desde los sectores formalmente progresistas es fascista", denuncia Cebrián.

Para rematar su intervención con una definición muy dura de Sánchez: "Estamos viviendo experiencias complejas. Cuando se habla de la obligatoriedad, o no, de la vacunación, en Francia, Alemania y EE.UU. hay un debate intelectual sobre cómo afecta a las libertades individuales. Aquí nada. Aquí al presidente del Gobierno se le permite decir que a nadie se le ha preguntado a quién vota cuando le han vacunado. Es una de las estupideces más grandes que he oído a un presidente del Gobierno".