| 28 de Junio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez y María Jesús Montero
Pedro Sánchez y María Jesús Montero

Montero pone la guinda a la crisis vendiendo los "nuevos brotes verdes"

La ministra de Hacienda ha asegurado que la economía española “es sólida” a pesar de las cifras récord de inflación y el desabastecimiento en muchos supermercados

| Mr. Meme Opinión

Como era de esperar, después de unas semanas complicadas para el Gobierno de coalición, los ministros de Pedro Sánchez no han tardado en salir a defender las políticas económicas “progresistas” que están arruinando España. Como en su momento dijo Zapatero, asegurando que la economía estaba en “la Champions League” o que la recuperación económica era una realidad porque se veían "brotes verdes", ahora llega una nueva ración de propaganda para camuflar la nefasta gestión del PSOE y Unidas Podemos. 

En este caso la encargada de vender los terribles datos económicos de España como positivos ha sido la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quien ha asegurado que el discurso de la derecha es “catastrofista”: “Me gustaría insistir en la solidez de nuestra economía”, empezaba diciendo la titular de Hacienda. 

“La medidas adoptadas por el Gobierno son eficaces para garantizar los servicios públicos, para proteger a los sectores más vulnerables o para generar empleo de calidad”n ha subrayado la ministra, mencionado que, entre los datos que certifican esa “solidez”, está el número de ocupados con el que se cerró el año 2021, algo más de 20 millones de españoles. 

Sin embargo, lo que no menciona Montero es que una buena parte de esos trabajadores que se han incorporado al mercado laboral lo han hecho al sector público, ya que Sánchez ha convocado un récord de plazas públicas a través de oposiciones. Por ello, el empleo realmente lo está generando el Estado y, por tanto, lo están pagando los españoles con sus impuestos. 

Siguiendo con su argumentario, Montero asegura que la economía está en buen estado porque el Producto Interior Bruto (PIB) ha crecido un 5,1% aunque, lo que se le “olvida” comentar a Montero es que ese aumento se debe a la recuperación natural seguida del estancamiento provocado por la crisis del coronavirus. Y aún así, ese dato de crecimiento es casi dos puntos porcentuales inferior a lo que el propio Gobierno había pronosticado el año pasado. 

Montero también ha apuntado que España redujo en 2021 su déficit de una forma “histórica”, sin embargo, esto se produce porque, al aumentar la inflación suben los precios y, con ellos, el porcentaje de impuestos asociados, como el IVA, por lo que el Estado acaba recaudando mucho más. 

“Los hechos son bastante elocuentes. Demuestran crecimiento, recuperación justa, empleo de calidad y saneamiento de nuestras cuentas sin necesidad de aplicar recortes sociales”, ha terminado diciendo Montero. Los hecho elocuentes, sin embargo, son los que dicen que los españoles son cada vez más pobres. Que nuestro país encabeza la lista de naciones con mayor inflación. Que los carburantes y la luz son productos de lujo por la inacción del Gobierno. La recuperación justa es dejar tirados a los transportistas, ignorar a los agricultores y ganaderos, así como hundir a la clase trabajadora a impuestos.