22 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez y Juanma Moreno
Pedro Sánchez y Juanma Moreno

Viral: los abucheos a Sánchez en Granada y los aplausos a Moreno en Jaén

Andalucía ha dado dos de las imágenes del fin de semana: el contraste entre el recibimiento al presidente del Gobierno y al de Andalucía resulta tan viral como demoledor.

| Mr. Meme Opinión

No corren buenos tiempos para Pedro Sánchez, que frecuenta muy poco la calle y, cuando lo hace, se lleva un rapapolvo cada vez más ruidoso. Las imágenes de su visita a Granada, este fin de semana, se han hecho muy virales por la elocuencia de la protesta, que se escuchaba a decenas de metros del lugar elegido por el presidente para iniciar su visita.

Se trataba de la sede de la farmacéutica Rovi, en la capital andaluza, en esa gira iniciada el viernes que le hará visitar varias de las empresas del sector y que ya ha generado más de un comentario malévolo: aún se le espera en alguna residencia de mayores y en algún hospital, más allá del único que visitó en Madrid ya hace meses.

 

El vídeo muestra el poco afecto político que suscita su figura objeto de gritos y abucheos que, más o menos subidos de todo, son todo un síntoma del aprecio popular que genera "Vacunator", el apodo irónico con el que le ha bautizado Carlos Herrera de un tiempo para acá.

La escena todavía es más elocuente al compararse con una bien distinta protagonizada por el presidente de la Junta de Andalucía, a apenas 100 kilómetros de donde a Sánchez le pitaban los oídos, ocurrida también en las últimas 48 horas.

 

 

El recibimiento que Jaén le dio a Juanma Moreno, con aplausos espontáneos en una terraza de la localidad por la que pasó mientras se dirigía a la clausura del congreso del PP jiennense, lo dice todo.  Y no es el primero: hace solo unos días, Moreno recibió el afectuoso agradecimiento de los mismísimos profesionales de la sanidad andaluza, que le despidieron con espontáneos aplausos como muestra este otro vídeo bien llamativo:

 

 

No es la primera vez que Sánchez recibe los "mimos" del respetable, aunque los amplios cordones de seguridad que acompañan a sus desplazamientos y, digámoslo todo, la benevolencia de las televisiones amigas para minimizar las escenas, podrían hacer parecer lo contrario. Pero basta con recordar cómo en Matalascañas, el pasado agosto, fue despedido incluso entre protestas al salir de un funeral.

Más recientemente, el presidente pasó un mal rato en la jornada de votación del 4M, cuando tuvo que escuchar de voto mientras ejercía su derecho al voto en el colegio electoral del municipio donde está empadronado, Pozuelo de Alarcón. Curiosamente, uno de los bastiones del PP madrileño.