| 28 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Martínez Almeida, disfrazado por él mismo de Superman
Martínez Almeida, disfrazado por él mismo de Superman

La lección viral de Almeida a "Superman Sánchez" que hace reír a todos

El alcalde de Madrid se carcajea de Pedro Sánchez tras el cómico peloteo de los medios de comunicación cercanos al Gobierno por su fracasado viaje a Estados Unidos.

| Mr. Meme Opinión

 

 

Una buena parte del éxito de José Luis Martínez Almeida tiene que ver con su sentido del humor y su frescura, que demuestra a menudo con golpes de ingenio espontáneos y con una cualidad no muy usual en política: la de reírse de uno mismo.

Lo ha hecho con sus motes, con su altura, con sus aficiones deportivas y con todo; en contraste con tanto dirigente engolado que se cree una mezcla de Adenauer y Kennedy en cuanto se sube, digamos, a un Falcon.

La última oportunidad que ha tenido el alcalde popular de Madrid de demostrar esas cualidades se la han dado los medios de comunicación españoles que, con una genuflexión que provoca vergüenza ajena, han querido presentar las vacaciones de Pedro Sánchez en Estados Unidos como un éxito diplomático, comercial, político y personal sin precedentes. No se rían:

 

 

Si han contenido las carcajadas tras semejante despliegue de periodismo, con el siguiente mensaje de La Sexta ya les será imposible: la competencia por ver quién desgasta más las rodilleras y quién pelotea más a un presidente que se viene de Washington sin haber saludado ni al vendedor de burritos de Central Park, ha sido dura y quizá concluya en empate:

 

  

Más allá del bochorno que provoca presentar la opinión de un par de tuiteros (en el caso de que no sean bots de Moncloa) como la impresión general de los Estados Unidos, queda claro que los despliegues publicitarios de Sánchez no eran solo cosa de Iván Redondo: sin él, Su Sanchidad sigue a bordo del "Air Force One", con mucho combustible y poco sentido del ridículo.

Y ahí donde aparece Martínez Almeida, el muy cachondo, para reírse a mandíbula batiente de Pedro Sánchez por el impecable método de reírse de sí mismo, que es lo más sano y productivo para lograr el efecto deseado: hacer un retrato real de este presidente haciéndose una caricatura de uno mismo: