| 30 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

La denuncia viral de una propietaria sobre la falta de derechos ante los okupas

La familia de la propietaria de la vivienda, una anciana de 97 años, denuncia la falta de derechos de los propetarios ante la libertad de los okupas para vivir en casas ajenas.

| Mr. Meme Opinión

Hortensia, vecina de Colmenar Viejo de 97 años, lleva tres meses con su vivienda okupada y sin tener acceso a todas sus pertenencias, incluso a las cenizas de su marido que dejó allí antes de marcharse. Debido a su edad, es su familia quien intenta recuperar sus propiedades. Aunque los okupas han sido identificados, han decidido no abandonan la vivienda ante la impasividad de la justicia. 

Los okupas entraron en su casa en mayo y por el momento la situación de echarles sigue estancada. "El incumplimiento de la ley sale barato", denunciaba Javier, familiar de la anciana en 'Telemadrid' hace unas semanas. Pero la situación se ha agravado en los últimos días, y es que los okupas han llenado de agua la piscina y ahora la propietaria de la vivienda, Hortensia, tiene que hacer frente a una factura de 2.000 euros.

 

Su hija, ha sido la encargada de denunciar la situación y enseñar al programa de 'Espejo público' las facturas de agua de los okupas. Además, la mujer ha mostrado las escrituras de la casa, demostrando su propiedad y denunciando la inutilidad del papel. "Esto no vale para nada, vamos a todos los sitios y ellos tiene prioridad, esto es una tomadura de pelo auténticamente", ha expresado la hija de Hortensia ante las cámaras.

Los familiares han acudido varias veces a la puerta de la casa para tratar de hablar con ellos, pero los 'okupas' aseguran que no tienen donde vivir y que no quieren "destrozar" la casa, pese a que la hija de la propietaria asegura que han destrozado algunos muebles y vendido otros para sacar dinero.