| 25 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Una vez más el Gobierno se equivoca con la pandemia: a vueltas con los test

El Gobierno ha limitado el precio de los test, pero nuestros vecinos han hecho lo contrario. La experiencia nos dice que esta decisión no nos va ayudar a tener más test, ni más baratos.

| David Arranz Opinión

WhatsApp_Image_2022-01-14_at_10.08.14_1

Tras la Segunda Guerra Mundial, Alemania se encontraba en una situación muy parecida a la que nuestros abuelos nos han narrado de la España de posguerra. En esa tesitura, las fuerzas aliadas que controlaban el oeste de Alemania formaron un Consejo Económico y en 1948 Ludwig Erhard lideró una serie de reformas que hoy se estudian como los detonantes del "milagro económico alemán".

Además de una reforma monetaria, la restructuración de la deuda y una sustancial disminución del impuesto de sociedades, la medida más importante fue la de eliminar las restricciones a los precios de los bienes que llevaban siendo controlados por el Gobierno desde 1936. Así, de golpe y porrazo se eliminó el racionamiento.

El efecto de esta medida fue inmediato provocando la desaparición tanto del trueque como del mercado negro, o más comúnmente conocido en España como estraperlo. Pero lo más importante que ocurrió fue que se acabó con la escasez de productos básicos en una Alemania devastada y hambrienta. 

El aumento de la expectativa de ganancia, es decir, pensar que voy a ganar más por los huevos de mis gallinas, me hizo invertir en tener más gallinas. El resultado final es que se produjeron más huevos, y consecuentemente el precio de éstos bajó. Pero la mayor repercusión de este mecanismo no es el precio, sino el pasar de la escasez a la abundancia, de la hambruna a salvar vidas. 

Durante esta pandemia, situación comparable a la de una guerra desde un punto de vista económico, se han producido picos de demanda de bienes como las mascarillas, el gel hidroalcóholico y más recientemente los test de antígenos. 

La solución a la escasez de productos sanitarios y su alza en los precios pasa por eliminar los impuestos o liberalizar su venta

La respuesta del Gobierno ha sido la de limitar el precio por ley de estos productos sanitarios. Y la consecuencia de ello no ha sido otra que la escasez. Desde el principio hemos visto cómo el material sanitario llegaba a otros países en una situación crítica y nuestra nación carecía de mascarillas o test de antígenos. 

Es fácil y francamente tentador culpar al Gobierno de muchas situaciones, pero ¿cuál sería realmente la alternativa? Yo propongo dos: Una sería la de eliminar los impuestos a esos bienes. ¿Por qué cargar un producto tan necesario con impuestos si lo realmente prioritario es abastecer a nuestra población de protección? La otra propuesta sería, la liberalización de su venta permitiendo la adquisición y distribución de diferentes actores. 

Actualmente sólo las farmacias pueden distribuir los test de antígenos. ¿Serían menos válidos si Mercadona o El Corte Inglés, con expertos en compras internacionales y logística, consiguieran test y los vendieran en nuestro país? ¿Necesitan los test más controles que otros productos higiénicos o alimentarios perecederos distribuidos en esos establecimientos? 

La respuesta es no, como hacen en Portugal, Francia o Alemania. Y al hacerlo en esos países la consecuencia es, una vez más, que hay más test y que al existir abundancia el precio termina cayendo por debajo de los 2,94€ marcados como límite por el gobierno. Y qué es más sencillo, ¿aplicar en España las políticas liberales que funcionan a nuestros vecinos, o acusar a la UE de limitaciones y obligaciones impositivas? La respuesta está en el BOE amigos.