| 16 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

La Moncloa vaciada

¿Qué diría Sánchez de Ayuso si cuando la sandía dobla el precio del gin tonic gastase 50 millones de euros en un anuncio de Madrid? ¿Es Madrid una ciudad ignota? 

| Francisco Mercado Opinión

 

Creímos que la expulsión del gurú Redondo elevaría el encefalograma gobernante en materia de propaganda. Falso. El Gobierno inventa un teléfono para suicidas. Y anota que es “inclusivo”. ¿Quiere decir que no rechaza a nadie por sexo, religión o raza? ¿O que prioriza a la mujer según el lenguaje dominante? O es memez o es brutalidad.

Sólo faltaría que el gobierno colgara el cartel de “reservado el derecho de admisión” en el 024. Para aclarar las cosas, el secretario de estado de Interior pide a los nuevos guardias civiles que los más vulnerables sean su prioridad absoluta. Aclaremos. ¿Entre dos violadores, deben detener al más vulnerable o dejarlo escapar? ¿En caso de incendio, deben dejar quemarse a los ricos o a los pobres? 

 

España celebra la cumbre de la OTAN. 50 millones en plena guerra que pudieron destinarse a Ucrania. Habrá visitas a monumentos y espacios culturales como el Teatro Real, el Museo Reina Sofía, el Real Sitio de San Ildefonso y la Real Fábrica de Cristales de La Granja. Y una cata de aceites.

Esto incluye el “programa acompañantes”. La propaganda sanchista explica su fin: “trasladar al mundo el proyecto de país que tiene este gobierno, un país abierto, moderno y sostenible”. ¿Te emociona el vidrio soplado, te sabe bien el aceite, te gusta Nabuco…? Nada de esto existiría sin Sánchez. 

Y, además, cenas de gala en el museo del Prado, en el Palacio Real... “La cena del museo del Prado es una novedad en el mundo de las cumbres de la OTAN, y ha sido un empeño personal de Pedro Sánchez”. Sabe que Las meninas pueden cambiar el curso de la guerra. ¿Qué diría Sánchez de Ayuso si cuando la sandía dobla el precio del gin tonic gastase 50 millones de euros en un anuncio de Madrid? ¿Es Madrid una ciudad ignota? 

La "ironía" de Zelensky

El mensaje de Sánchez en chaqué a Zelensky en camiseta guerrera y bombardeado es crudo: “Mira qué bonito es cenar en Madrid, lo que te estás perdiendo por estar en guerra. Te enviaría más obuses, pero no sabes lo que me está costando el pollo y la fruta para los ágapes. Por no hablar del aceite de la cata, que está al doble, por culpa de Putin. Pero no puedo enviar a los invitados con bocadillos al museo del Prado o a la ópera. Eso está bien para ti y los tuyos, que os tenéis que esconder a cada rato. Aquí sólo nos bombardean las eléctricas y las petroleras. Los muy rojos de Podemos quieren que les suba los impuestos, pero yo me resisto, que luego son muy majos con sus mecenazgos. Esa chusma no va a sus eventos, Bego y yo, sí".

El mensaje de Sánchez en chaqué a Zelensky en camiseta guerrera y bombardeado es crudo: “Mira qué bonito es cenar en Madrid, lo que te estás perdiendo por estar en guerra.

"Mi guerra va tan mal como la tuya. Por más que inyecto céntimos sube la gasolina. Topo el precio de la luz y sigue escalando. Les digo a los españoles que usen ventilador y ni por esas. Yo ya hago esfuerzos. Cada vez que vuelo en Falcón pido al piloto que apague el motor y planee un rato. Menos mal que los economistas culpan a Putin. Lo que le debo a este hombre. Me ayuda más que Bolaños. Ni explican los beneficios de las empresas ni que seguimos pagando compensaciones a las gasistas tras décadas de pagar inflada la luz por su culpa. Ni que vendemos luz subvencionada a Francia. Ni que la mitad del precio de la gasolina son impuestos. Pero claro, sin ese dinero como voy yo luego a Zamora y les digo que les voy a regalar dos millones para un bosque que ha quemado el PP con su policía patriótica. El PP incendia y yo les riego. Ahora, son muy ingratos. Les financio con fondos de la UE y luego votan al PP. Cada vez que les digo “cuidado que viene la derecha”, votan a la derecha. No les aviso más".

"No eres el único con problemas vecinales. Cura mi sanidad al líder del ejército polisario que combate a Marruecos, y Rabat se enfada. Decido que el Polisario se olvide del Sahara, y se enerva Argelia. Adiós a su gas. Y como tenía el móvil pinchado por Marruecos nadie quiso avisarme. Sabes que te digo, que sea lo que Biden quiera, que yo estoy pagando 50 millones por cenar con él. Y esta vez me va a oir. Un abrazo, Zelen, a ver si nos vemos en tu guerra o en la mía”.