25 de Febrero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Fotograma de la película '1984', dirigida por Michel Radford y protagonizada por William Hurt

Orwell y los secretos de ‘1984’, la pesadilla del último hombre de Europa

Se cumplen 115 años del nacimiento del escritor británico, que convirtió su fábula distópica contra el totalitarismo y su brutal represión en una obra cumbre de la literatura universal.

| Pedro Pérez Hinojos Opinión

Este 25 de junio se cumplieron 115 años del nacimiento de escritor británico Eric Arthur Blair, conocido mundialmente como George Orwell. Sus dos novelas críticas con el totalitarismo y publicadas después de la Segunda Guerra Mundial, Rebelión en la granja (1945) y 1984 (1949) son, sin duda, sus obras más representativas, títulos clave ya en la historia de la literatura universal del siglo XX.

En 1984, publicada poco antes de su muerte, Orwell ahonda en el entramado de una sociedad en la que se manipula la información y que se rige por la vigilancia masiva y la represión política y social. Conceptos que han traspasado generaciones y que siguen siendo aplicables en la época actual. Con todo la obra no es profética, sino una fábula clásica del género de la distopía, esto es, la narración de un futuro imperfecto.

El Big Brother

Eso sí, conceptos como el del 'Gran Hermano' o la 'Policía del Pensamiento' han calado en la sociedad y se usan muy a menudo, aunque no siempre se manejan con conocimiento exacto de su origen.

Curiosamente, fue en la estancia de Orwell en España durante la Guerra Civil española, a la que acudió como periodista pero en la que terminó tomando partido por la República combatiendo como miliciano - experiencia que narró en su libro Homenaje a Cataluña-, la que le marcó en su percepción de los peligros del totalitarismo.

Y es que en el frente y la retaguardia fue testigo de cómo se las gastaban los despiadados agentes de la terrorífica NKVD  del régimen soviético de Stalin para mantener la ortodoxia en las filas del bloque comunista y especialmente con los disidentes.

 Para repasar la historia de esta obra maestra, libro cumbre del propio George Orwell, bien vale el siguiente decálogo de curiosidades:

Un hombre libre

El año previo a su publicación, Orwell confesó su indecisión a la hora de poner título a la obra. El último hombre de Europa fue una variante tenida muy en cuenta por el autor, apelando a la libertad del último individuo en el continente, y acentuando el protagonismo en el personaje central del libro, Winston Smith. Pero finalmente se decantó por 1984.

1980, 1982... 1984

Al igual que con el título, Orwell dudó a la hora de establecer una fecha en la que se desarrollase su tenebrosa distopía. Antes de elegir 1984 probó con 1980 y 1982. Para algunos críticos, la elección de este título ha jugado en contra de la esencia de la propia obra, pues muchos lectores se han acercado a ella por la curiosidad de escudriñar cómo sería nuestro futuro tecnológico, en vez de prestar atención al mensaje de advertencia sobre las amenazas que se ciernen sobre nuestra sistema de libertades públicas e individuales.

De la BBC a la Sala 101

La Sala 101, en la que las víctimas eran torturadas enfrentándolas a sus peores pesadillas, tomó inspiración de una habitación real de la BBC Broadcasting House, donde Orwell había trabajado como propagandista.

 

 

Vigilado mientras escribía

Doce años antes de 1984, Orwell publicó una obra de no ficción llamada The Road to Wigan Pier, que exploraba la pobreza y opresión de clases en la Inglaterra de los años 30. La investigación de Orwell para este trabajo en lugares como minas de carbón lo colocaron en una lista de vigilancia por la Special Branch, una unidad de la policía británica encargada de la seguridad nacional y la inteligencia. 

"Viste como un bohemio"

El informe de la agencia de inteligencia  señalaba unos "avanzados puntos de vista comunistas" por parte de Orwell, aunque lo más curioso es la cita que lo cataloga como un hombre que "viste de forma bohemia".

Prácticas 'prestadas' de los gobiernos mundiales

Orwell tomó prestadas prácticas de diversas potencias mundiales. De la Unión Soviética, por ejemplo, el eslogan "2 + 2 = 5" del llamado "Plan Quinquenal". Además, la propia NKVD soviética o la Policía Superior Especial japonesa sirvieron como modelo de la Policía del Pensamiento. Esta última llegó a condenar pensamientos antipatriotas durante la II Guerra Mundial en su autodenominada "guerra de pensamiento".

Julia, ¿su segunda esposa?

Estudiosos de la obra han especulado con que Julia, la protagonista femenina e interés romántico del protagonista Winston en 1984, estaba inspirada en la segunda esposa del propio George Orwell, Sonia Brownel.

Atacado por la tuberculosis

En 1947, George Orwell fue diagnosticado como víctima de la tuberculosis. Una enfermedad que, a la postre, le llevaría a la tumba, pero que no impidió que durante dos años escribiese y diese fin a su obra cumbre.

Récord de traducciones

En el año 1989, cuatro décadas más tarde de su publicación, 1984 y Rebelión en la granja habían sido traducidos hasta a 65 idiomas. Unas cifras que supusieron un récord en aquella época para un par de libros publicados por el mismo autor.

Novela predilecta de muchos famosos

Stephen King, David Bowie, Mel Gibson y Kit Harington, entre otros, confesaron en su día su predilección por la obra de Orwell como uno de sus libros favoritos de todos los tiempos.