| 26 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

La protesta que desencadena la detención de la periodista que desafió a Putin

Marina Ovsyannikova fue arrestada en su casa y sus abogados están convencidos de que está relacionado con su denuncia contra la guerra en Ucrania.

| Mr. Meme Opinión

Marina Ovsyánnikova ha sido detenida en su casa y, de momento, no se sabe nada de su paradero. La periodista se volvió viral el pasado mes de marzo por colarse en el informativo de la televisión rusa portando una pancarta llamando asesino a Vladimir Putin tras las invasión de Ucrania.

"Marina ha sido detenida. Se desconoce la información sobre su paradero", indica un mensaje en su cuenta en Instagram, donde además hay publicadas fotografías en las que se la ve junto a dos agentes y un vehículo policial. Las imágenes han sido igualmente publicadas en su cuenta en Telegram.

 

La detención ha tenido lugar apenas unos días después de que Ovsyannikova realizara una protesta en solitario cerca del Kremlin con una pancarta en la que volvió a denunciar la invasión de Ucrania y criticar al presidente del país, Vladimir Putin.

Asimismo, la periodista publicó durante la jornada del domingo un largo mensaje en su cuenta en Instagram en el que dijo que "no tiene miedo a ser arrestada" y subrayó que "estos monstruos inmorales que comenzaron una guerra pueden hacer cualquier cosa a cualquier persona decente en Rusia".

En este sentido, incidió en que su última protesta tuvo relación con el reciente bombardeo contra la ciudad ucraniana de Vínistia (centro) y denunció que "los medios de comunicación y propaganda no dijeron una palabra sobre la muerte de niños" en dicho bombardeo.

Asimismo, destacó que más de 350 niños han muerto en el marco de la guerra y se preguntó "cuántos niños más deben morir para que las tropas rusas dejen de bombardear Ucrania". "Estos niños se han convertido en simples peones en una feroz lucha por el poder, la influencia, los gasoductos y los puertos de grano", zanjó.

 

La imagen de Ovsyannikova recorrió el mundo cuando apareció en los informativos del Canal 1 de la televisión rusa protestando contra la guerra en Ucrania, a pesar de la prohibición del Kremlin a los periodistas de hablar de "guerra" a lo que las autoridades rusas denominan como "operación especial" en el país vecino.

La agencia rusa TASS informó de que la periodista tuvo que pagar una multa de 30.000 rublos (255 euros) al considerarse su protesta como 'la organización de un acto público sin autorización' y se enfrentaba a una investigación para determinar si ésta fue constitutiva de delito: las informaciones "falsas" sobre las Fuerzas Armadas rusas están penadas con hasta 15 años de cárcel.